Programa de liderazgo usa textos filosóficos

Todd Breyfogle, director de seminarios del Instituto Aspen, durante una sesión.
Todd Breyfogle, director de seminarios del Instituto Aspen, durante una sesión.
Foto: AP

ASPEN, Colorado – Todo empieza con una discusión de textos filosóficos de autores como Chéjov, Aristóteles y Maquiavelo, diseñados para provocar desde un diálogo socrático hasta una introspección emocional.

Pero el lugar donde se llevan a cabo estas conversaciones forma parte de la magia que durante décadas sucede en el Instituto Aspen. El excepcional programa de liderazgo del instituto se inició en 1950 como una serie de sesiones de dos semanas basadas en las lecturas del pensamiento occidental. Fue creado por un empresario, Walter Paepcke, como una manera de que algunos ejecutivos estadounidenses de alto rango intercambiaran ideas y mejoraran la sociedad al infundirles valores humanistas.

Las lecturas se han ampliado a lo largo de los años hasta incluir obras de todo el mundo y textos más contemporáneos. El programa, originalmente llamado el Seminario Ejecutivo, fue renombrado como el Seminario Aspen, y fue acortado a seis días para que se ajuste mejor a los apretados itinerarios del público al que va dirigido. Pero el instituto, ubicado en un pueblo vacacional de las montañas de Colorado, se mantiene fiel a sus metas y los participantes aseguran que se trata de una experiencia que les ha cambiado la vida.

Eso fue lo que sintió Valeriu Nicolae cuando acudió en 2009.

En Aspen, otro participante le dijo a Nicolae que no sería capaz de duplicar su labor humanitaria en algunos de los peores lugares del mundo.

Tomando tal comentario como un reto, Nicolae volvió a Rumania e inició un programa para niños en el barrio más pobre de Bucarest, un lugar afectado por el tráfico de drogas y de personas, la prostitución de menores e incluso por la venta de órganos. Se conectó con los niños por medio del deporte, con la creación de equipos de fútbol y béisbol, para después convencer a una escuela de la localidad de que les permitiera jugar en sus instalaciones.

El Programa de Educación Alternativa de Nicolae generó mejorías drásticas en la comunidad que se reflejaron tanto en las calificaciones escolares de los menores como en la limpieza de calles. El año pasado, la campaña “Ama el Deporte, No al Racismo, No a la Violencia” fue una de las finalistas consideradas para el prestigioso premio de una organización internacional llamada Beyond Sport (Más Allá del Deporte).

Nicolae dijo que todo empezó de una semilla plantada en el seminario.

Los textos pueden ser complicados y abstractos, pero el Seminario Aspen hace el material más comprensible al usar una dinámica de grupo y relacionando los conceptos a sucesos de la vida cotidiana en una forma que invita a la reflexión. La idea es aprender más sobre uno mismo y llegar a ser una mejor persona y un mejor líder.

¿Idealista? Claro, pero esa es la raíz de la filosofía: Buscar un mayor propósito y la mejor manera de alcanzarlo.