Víctima del carrito de compras rompe el silencio

La madre dice sentir pena por los menores que casi la matan al golpearla en la cabeza

Nueva York – La mujer que fue golpeada en la cabeza por un carrito de supermercado que casi le cuesta la vida habló ayer por primera vez, y dijo que se siente apenada por los chicos que lo lanzaron desde un piso superior en un acto de travesura.

Marion Hedges dijo que aunque nunca escuchó disculpas por parte de los niños, les desea lo mejor.

Al hablar ayer en público por primera vez desde el incidente ocurrido en octubre pasado, la madre dijo que todavía no tiene visión en su ojo izquierdo y aseguró que aún tiene un largo camino por recorrer en su proceso de recuperación, pero indicó que está tomando un día a la vez.

Los menores de 12 y 13 años fueron sentenciados a seis meses de terapia en un hogar de crianza y a seis meses en un internado escolar de orientación especial, respectivamente. Los dos lanzaron el carrito de supermercado desde un cuarto nivel de un estacionamiento de un centro comercial en Harlem, golpeando a Hedges en la cabeza y causándole heridas que casi la matan. La mujer estuvo en estado de coma por varias semanas.