‘Los juegos del hambre’ atrapa a los jóvenes

‘Los juegos del hambre’ atrapa a los jóvenes
Jennifer Lawrence y Liam Hemsworth es la pareja cinematográfica de moda en Hollywood.
Foto: cortesia

LOS ANGELES/AP – Con “Harry Potter” lista y la saga “Crepúsculo” casi por terminar, Hollywood aspira a producir otra película para adolescentes con potencial para secuelas. Y qué apetitosa mezcla de ingredientes ofrece “Los juegos del hambre” (“The Hunger Games”).

No tendrá el reconocimiento internacional de “Harry Potter y la piedra filosofal” cuando ésta debutó en el 2001. Y no tendrá la devoción eterna de adolescentes y preadolescentes soñadores, junto con sus madres y sus abuelas, por “Crepúsculo”. Pero “Los juegos del hambre”, protagonizada por Liam Hemsworth y Jennifer Lawrence, cuenta con algunos elementos que ni siquiera esas series multimillonarias tuvieron.

He aquí un vistazo a los pro y los contra de “Los juegos del hambre”, que se llega a las salas de cine estadounidenses mañana:

LOS PRO- HISTORIA: En “Los juegos del hambre” la autora Suzanne Collins creó algo con el místico atractivo de “Harry Potter” y “Crepúsculo” y la atracción voyeurista de los reality show. Aunque transcurre en una diezmada Norteamérica del futuro, se siente como un reflejo de aquí y ahora con sus ricos privilegiados y pobres desposeídos y su comentario satírico de la fama aleatoria y el perverso placer de ver la desgracia de otros desde la comodidad de la sala.

REPARTO: Claro, a los 21 años Lawrence es un poco mayor que Katniss, pero la estrella nominada al Oscar por “Winter’s Bone” aún puede pasar como adolescente. Captura hermosamente la férrea determinación y la juvenil ira de Katniss, junto con la astucia, ferocidad y vulnerabilidad que hace de Katniss una estrella a la que apoyar en los juegos.

Los actores de reparto son igualmente buenos. Los dos hombres en la vida de Katniss, Josh Hutcherson como Peeta, su compañero de juego del Distrito 12, y Liam Hemsworth como Gale, su compañero de caza por años; Elizabeth Banks la encargada mojigata y desenfadada de Katniss y Peeta; Stanley Tucci como un comentarista del juego en la TV; Lenny Kravitz como el estilista cariñoso y subversivo de Katniss; Donald Sutherland como el malvado Presidente Snow; Amandla Stenberg como la ágil participante Rue.

¿Y quién podría poner reparos con Woody Harrelson como el mentor borracho y cínico de Katniss y Peeta?

ACCION: Esta es una historia sobre chicos que matan a chicos, y aunque los libros de Collins no son demasiado sangrientos, la violencia es brutal y despiadada. Rodada de manera un poco más explícita, la película pudo fácilmente tener una clasificación R que le habría prohibido a los menores de 17 años verla a menos que estén acompañados por un adulto.

Para mantener los prospectos comerciales, los realizadores caminaron la cuerda floja entre mantenerse fieles a la ferocidad del libro y mantenerse lo suficientemente mansos para los fans más jóvenes. Se aseguraron una clasificación PG-13 manteniendo el tono barbárico, para hacer sentir que en verdad hay vidas en peligro.

ATRACTIVO SEGUN GENERO: Las chicas y mujeres hicieron de “Crepúsculo” una sensación. La mayoría de los jóvenes que la vieron fueron arrastrados por sus novias o sus esposas.

Aunque “El juego del hambre” es una historia centrada en un personaje femenino y tiene un triángulo amoroso al estilo de “Crepúsculo”, entre Katniss, Peeta y Gale, sus temas y acciones atraen a chicos y hombres también.

ELOGIOS DE LA CRITICA: Las primeras reseñas muestran que “El juego del hambre” es un éxito entre los críticos, algo que no ocurre con muchas megaproducciones de Hollywood. A la primera entrega de “Crepúsculo” no le fue muy bien en RottenTomatoes.com, un sitio que compila reseñas. Solo el 49% fueron críticas positivas (a dos de las tres continuaciones les fue aún peor).

LOS CONTRA:

Si alguien encuentra alguno, por favor avísenos.