EEUU pone en aprieto a la Argentina

Washington/EFE – El presidente de EEUU, Barack Obama, suspendió ayer temporalmente los beneficios comerciales que concede a Argentina debido al impago de más de 300 millones de dólares tras sendos fallos arbitrales a favor de dos compañías estadounidense.

La medida, que entrará en vigor dentro de 60 días, suspende a Argentina del Sistema Generalizado de Preferencias (GSP, por su sigla en inglés), que exime de aranceles a las importaciones de miles de productos de países en desarrollo.

“He determinado que es conveniente suspender la designación de Argentina como país beneficiario del GSP, ya que no ha actuado de buena fe en el cumplimiento de los fallos arbitrales a favor de las compañías estadounidenses”, indicó Obama en un comunicado.

Las compañías Azurix Corp, con sede en Houston (Texas) que se dedica al suministro de agua, y Blue Ridge Investment, una subsidiaria del Bank of America, esperan recibir compensaciones económicas por las medidas que Argentina tomó hace una década.

En 2002, el contrato de Azurix para dar servicio de agua potable y cloacas a 72 municipios de la provincia de Buenos Aires fue cancelado por el Gobierno de ese distrito, el más poblado de Argentina.

El CIADI, tribunal arbitral del Banco Mundial ante el cual Azurix demandó a Argentina, condenó en 2006 al país a pagar a la empresa una indemnización de 165,2 millones de dólares.

Blueridge está cargo de la demanda de CMS Gas Transmission Company, a la que también se le rescindió un contrato de suministro en Argentina y recurrió al CIADI. El tribunal le dio la razón y fijó una indemnización de 133,2 millones de dólares en 2005.

El representante estadounidense de Comercio Exterior, Ron Kirk, urgió en un comunicado al Gobierno de Argentina a pagar las indemnizaciones en cuestión, para volver a incluir al país en el programa.

El pago de las indemnizaciones “nos permitiría considerar el restablecimiento de la elegibilidad de Argentina para el GSP y promover el crecimiento de una relación en materia de comercio e inversión entre EEUU y Argentina mutuamente beneficiosa”, subrayó Kirk.

El anuncio de Washington se produce un mes antes de la VI Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en Cartagena de Indias (Colombia) y a la que están invitados tanto la presidenta argentina, Cristina Fernández, como Obama, entre otros mandatarios.