Guatemala culpa a EEUU de sabotear cumbre antidrogas

Guatemala culpa a EEUU de sabotear cumbre antidrogas
El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina insiste en la despenalización como nueva estrategia antidrogas y llama a sus homólogos a tratar este tema.
Foto: efe

Guatemala/EFE – El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, afirmó que Estados Unidos boicoteó la cumbre centroamericana de mandatarios celebrada el sábado en este país para analizar nuevas formas de combate al narcotráfico, entre ellas una eventual despenalización.

“Sí hubo boicot y fue por presiones de algunos funcionarios de Estados Unidos”, aseguró a los periodistas Pérez Molina, quien promueve la apertura de un diálogo internacional sobre la posible despenalización como nueva estrategia antidrogas.

El gobernante no identificó a los “funcionarios” de Washington que habrían intervenido, pero dijo que lo hicieron porque “hubo temor en Estados Unidos (de) que Centroamérica se pudiera unificar alrededor de la despenalización de las drogas” y llevara como “bloque” esa propuesta a la Cumbre de las Américas que se celebrará los días 14 y 15 de abril en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias.

El encuentro del sábado pasado tuvo lugar en la ciudad guatemalteca de Antigua, y solo asistieron los mandatarios de Panamá, Ricardo Martinelli, y de Costa Rica, Laura Chinchilla.

A última hora, los gobernantes de El Salvador, Mauricio Funes; de Honduras, Porfirio Lobo, y de Nicaragua, Daniel Ortega, desistieron de participar en la reunión, convocada por Molina.

Funes reveló el miércoles que la decisión de no asistir fue consensuada por los tres mandatarios después de que Guatemala modificó la agenda del encuentro para supuestamente centrarlo en el tema de la despenalización.

“Decidimos no asistir a la cumbre porque no íbamos a discutir una agenda diferente de la que se había pactado” el pasado día 6 en Honduras en una reunión entre los mandatarios centroamericanos y el vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, dijo Funes.

Tampoco, añadió el gobernante salvadoreño, “queríamos que apareciera como que estábamos apadrinando una iniciativa que el presidente (Pérez Molina) tiene todo el derecho de proponer (…) pero no de imponer”.

Pérez Molina negó ayer que pretendiera con su convocatoria en Antigua “unificar a Centroamérica alrededor de la despenalización”, y sostuvo que su propuesta es abrir un diálogo sobre nuevas rutas para lograr una eficaz lucha contra el narcotráfico.

La reunión de Antigua concluyó el sábado con el acuerdo de los tres mandatarios presentes y representantes de los otros tres países centroamericanos de “continuar la discusión” sobre nuevas estrategias de lucha antidrogas antes de que se celebre la Cumbre de las Américas, en un nuevo encuentro con fecha por definir.

El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá ya han expresado su abierto rechazo a la despenalización, lo mismo que Estados Unidos, aunque se han mostrado dispuestos a analizar nuevos enfoques en el combate al tráfico de drogas y la extrema violencia que genera en Centroamérica.