Negocio redondo con accidentes en NY

Piden aprobar ley estatal para frenar los fraudes con choques provocados.

Nueva York – Alice Ross, una abuela de 71 años conducía su coche por Queens camino a casa de su hija cuando, inesperadamente, un auto le chocó por detrás y se salió de la carretera, topando contra un árbol. Ross murió en el acto.

Los tres ocupantes del otro coche fueron conducidos al hospital, recibiendo miles de dólares por parte de entidades aseguradoras para curar sus supuestas heridas del accidente ocurrido el 22 de marzo de 2003.

Más tarde se descubrió que habían planeado el choque expresamente para luego estafar al seguro, amparados por una ley estatal de Nueva York que les protege.

En el noveno aniversario de la muerte de Ross, el Senado estatal ha votado a favor de un proyecto de ley, que lleva el nombre de la abuela fallecida, para acabar con esta mala práctica. Ahora aguarda el voto de la Asamblea.

Se calcula que el fraude por accidentes de auto provocados ha hecho que el costo de los seguros haya subido en más de $1,000 millones durante los últimos cinco años.

“Los criminales han creado un gran negocio de fraude para ganar dinero, poniendo en riesgo las vidas de los ciudadanos del estado y robando el dinero a los neoyorquinos honestos”, declaró Ellen Melchionni, presidente de la Asociación de Aseguradoras de Nueva York (NYIA).

Las leyes del estado de Nueva York contemplan que los seguros deben pagar hasta $50,000 en gastos médicos en menos de 30 días a cualquier persona que haya sufrido un accidente de auto antes de que se pueda demostrar si ha habido fraude.

Los estafadores se aprovechan de las cláusulas de los seguros sin adjudicación de culpa (“no-fault”) vigentes en el estado, que obligan a los seguros a pagar en poco tiempo sin tener en cuenta culpas o responsabilidades.

La reforma propuesta criminaliza el acto de provocar accidentes para cometer fraude o reclutar a terceras personas para provocarlo. También contempla que las víctimas o familias de las víctimas de un accidente provocado reciban compensación por parte del seguro.

Los estatutos vigentes no permiten recibir dinero si se descubre que el accidente ha sido intencional, aunque hayas sido la víctima y no lo hayas provocado, como Alice Ross.

“En muchos casos las víctimas de estos crímenes no saben que han sido chocados a propósito y necesitamos aprobar la ‘Ley Alice’ urgentemente si queremos proteger a los neoyorquinos contra esto”, dijo el asambleísta David Weprin, que ayer hizo campaña en las escalinatas de la alcaldía para la que la Asamblea apruebe la propuesta.

El Departamento de Justicia recientemente arrestó a 36 personas, incluyendo a doctores y abogados, involucradas en una red de estafas a seguros por accidentes de auto que había robado $279 millones.