El regreso a la escuela después de los 40

El regreso a la escuela después de los 40
Jeanette Molina, fotógrafa y recepcionista de 45 años, estudia ahora literatura inglesa.
Foto: Cortesia

Nueva York – Como la mayoría de las personas, Jeanette Molina espera ansiosamente los fines de semana. Pero en lugar de descansar y recuperar el sueño perdido, la fotógrafa y recepcionista de 45 años se levanta cada sábado para asistir a clases de literatura inglesa, la carrera que escogió cuando decidió volver a la escuela para terminar el bachillerato.

La puertorriqueña había perdido su trabajo poco antes de la crisis económica del 2008 y al darse cuenta que en los nuevos anuncios de trabajo solicitaban el bachillerato, tomó la decisión de volver a estudiar. Sin embargo, nunca se imaginó cuánto lo iba a disfrutar.

“En mi primer curso de creación literaria en inglés, el profesor era tan bueno que nos tenía sin parpadear”, señaló, agregando que los comentarios de los otros alumnos y del profesor “me daban ganas de escribir y expresarme, ya que todo empieza con la comunicación, ya sea la literatura, la poesía, o hasta el uso de los otros idiomas”.

Para Molina, quien estudia actualmente en el Borough of Manhattan Community College, la parte más difícil de volver a la universidad es el manejo del tiempo, ya que trabaja más de cuarenta horas semanales.

“No puedo darme el lujo de estudiar todo el día, a veces leo en el camino al trabajo o me quedo hasta tarde en mi escritorio para poder trabajar y enfocarme”.

A pesar de los múltiples desafíos del trabajo y la universidad, Molina ha encontrado tiempo para tomar clases de actuación, historia, pintura, y análisis cuantitativa, y hasta logró participar en una obra de teatro organizado por su profesor de actuación. Sobre las posibles ansiedades al volver a la universidad, dice que la diversidad de los estudiantes ayuda a que todos se sientan bienvenidos.

Según Christian Gallardo, director de educación continua para Hunter College, miles de adultos en Nueva York regresan a la escuela cada año, motivados en parte por un entorno laboral cada vez más competitivo. Además de combinar los estudios con el trabajo, uno de los retos más importantes consiste en dominar las nuevas tecnologías, afirma.

“Aun tengo estudiantes a quienes les cuesta utilizar la computadora, que antes hacían todo en una aplicación que ya no utilizamos”.

Aprender a trabajar con las nuevas tecnologías ha sido uno de los mayores retos para Carmen Cecilia Walsh, Peruana de 62 años quien está estudiando para ser intérprete médico en Hostos Community College.

“Tienes que actualizarte aunque pases unas horas extra en la biblioteca,” señaló. “Aprender a usar el internet para completar las tareas fue lo que más me costó, pero si tienes un actitud positiva todo se puede hacer”.