Liberados por las FARC están en ‘buenas condiciones’

Varios han perdido peso y sufren de hipertensión revelaron las pruebas

Liberados por las FARC están en ‘buenas condiciones’
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (derecha), visitó ayer a policías y militares quienes fueron liberados por la guerrilla colombiana.
Foto: EFE

Bogotá.- Los seis policías colombianos que junto a cuatro militares recuperaron la libertad el lunes después de 13 o 14 años secuestrados por las FARC presentan “buenas condiciones generales y mentales”, según un informe médico divulgado ayer.

El parte es el primero sobre el estado de salud de los policías liberados el lunes que ofrece la Clínica de la Policía Nacional.

Según el informe, solo uno de los excautivos, el sargento mayor César Augusto Lasso, dijo haber padecido paludismo y leishmaniasis, enfermedades comunes en las regiones tropicales.

Varios de ellos presentan pérdida de peso, mientras que otros sufren de hipertensión arterial, gastritis, disminución de la agudeza visual y problemas en huesos o extremidades, precisa el informe.

El parte indica que para todos ellos se elaboró un plan de manejo, examen u observación, en varios casos por salud mental.

Lasso, de 47 años, fue puesto en libertad junto al sargento primero Jorge Libardo Forero (43) y los intendentes jefes Carlos José Duarte (41), Jorge Trujillo Solarte (41), Jorge Humberto Romero (49) y Wilson Rojas Medina (41).

Junto a ellos fueron liberados los militares Luis Alfonso Beltrán Franco, Luis Arturo Arcia, Robinson Salcedo Guarín y Luis Alfredo Moreno Chagüeza, que se encuentran en el Hospital Central Militar de Bogotá, donde fueron visitados ayer por el comandante del Ejército de Colombia, el general Sergio Mantilla.

Estos diez policías y militares eran los últimos rehenes “canjeables”, así llamados porque las FARC pretendían en su día canjearlos por guerrilleros encarcelados.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, celebró ayer la liberación, se consiguió “gracias a la colaboración internacional”.

“La puesta en libertad de estos 10 secuestrados, que llevaban hasta trece y catorce años en cautiverio, es una muy buena noticia y nos alegramos por ellos y sus familias, de las que fueron injustamente separados por tanto tiempo”, dijo en un comunicado.