Un ‘Happy Hour’ sin final feliz

Un ‘Happy Hour’ sin final feliz
El alcohol es parte de nuestra cultura y lo usamos para celebrar y socializar, como en el 'Happy Hour', pero la bebida puede causarnos muchos problemas.
Foto: thinkstock

Nueva York – Salir del trabajo a las cinco de la tarde estresado y de mal humor, y reunirse con compañeros y amigos en el bar de la esquina para disfrutar del ‘Happy Hour‘ (cuando bares y restaurantes venden dos bebidas por el precio de una), es una costumbre generalizada en Nueva York y en otras partes del mundo.

Sin embargo, esta práctica puede culminar con resultados poco felices, cuando las personas -en su mayor parte jóvenes- terminan bebiendo demasiado y pierden el control.

“A eso se le llama ‘binge drinking’ (borrachera), cuando la gente toma demasiado y muy rápido, es decir, cuatro o cinco tragos en un período muy corto”, dice el doctor Sam Zakhari. “Por ejemplo, el jueves en la tarde durante el ‘Happy Hour‘, cuando un grupo de amigos va a un bar y bebe cinco o seis tragos cada uno en una o dos horas. Eso puede causar muchos problemas”, agrega.

“Se puede disfrutar tomando un trago de manera moderada sin tener efectos dañinos en la salud. ¿Pero qué es moderado? Lo definimos como no más de un trago por día para las mujeres y no más de dos tragos por día para los hombres”, acota.

En Nueva York, según el Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad, más de la mitad de todos los adultos mayores de 21 años beben alcohol (53%). De ellos, el 11% admite que ha abusado del alcohol, mientras que el 45% asegura que se emborrachaba con frecuencia. La bebida predilecta de los neoyorquinos es la cerveza (56%). A nivel nacional 51.9% de las personas mayores de 12 años beben alcohol (130.6 millones).