Hallan cadáver de empresario español en RD

Estaba desaparecido desde hace días y por el crimen hay tres personas detenidas
Hallan cadáver de empresario español en RD
La Policía informó que fue asesinado por su compatriota María Isabel Fernández González en complicidad con Oswaldy Bienvenido Molina Taveras y Yonson Reyes Peña.

Santo Domingo – La Policía Nacional encontró en una zona rural del poblado turístico de Bávaro, en la región este, el cadáver en proceso de descomposición, de un empresario español que llevaba varios días desaparecido y por cuyo crimen apresó a tres personas, incluyendo a una compatriota de la víctima.

La Policía informó que Antonio Crespo Pando fue asesinado por su compatriota María Isabel Fernández González, de 39 años de edad, en complicidad con los dominicanos Oswaldy Bienvenido Molina Taveras, de 26 años, y Yonson Reyes Peña (El Flaco), de 29. Los tres se encuentran presos y a la espera de que se les conozca medida de coerción.

La Policía dijo que Fernández González admitió que cometió el crimen por el supuesto encargo de un español al que se niega identificar. Indicó que la imputada asegura que recibiría 10 millones de pesos ($256 mil 410) por el asesinato de los que llegó a cobrar un adelanto de 40 mil (un poco más de mil dólares).

Explicó que el cuerpo sin vida y en estado de descomposición de Crespo Pando fue encontrado luego de una intensa búsqueda, en unos matorrales, ubicado en la zona conocida como “Pileta Llana”, específicamente detrás del Hoyo de Friusa, en la carretera que conduce del Ejecutivo a la Zorra, de Bávaro.

El cadáver estaba envuelto en una funda plástica de la cintura para arriba y en el cuello tenía una soga de nailon. Vestía un pantalón crema, correa marrón, media azul, sin camisa ni zapatos.

El cadáver fue trasladado de inmediato al Instituto de Ciencias Forense. “En el proceso investigativo se ha podido establecer que la española y los dos dominicanos antes citados tras perpetrar el asesinato del empresario español contrataron a otros dos hombres, uno de ellos identificados como Jhonatan, para que desaparecieran el cadáver y el vehículo de la víctima”, dijo la Policía.

Indicó que el crimen se materializó en la residencia de la española detenida, ubicada en el residencial Los Rosales, de Bávaro.

Según la Policía, el coimputado Molina Taveras narró a los investigadores que tras propinarle varios golpes el empresario español con un palo la víctima quedó viva, razón por la que “Isabel tomó una funda plástica y se la colocó en la cabeza para asfixiarlo”.

Alega, además, que posteriormente le pidió cooperación a su amigo Reyes Peña para que lo ayudara a sacar el cadáver y luego desaparecerlo.

Reyes Peña a su vez requirió la asistencia de otra persona identificada como Jhonatan, quien junto a un quinto implicado, procedieron a llevarse el cadáver del empresario Crespo Pando dentro del vehículo de su propiedad, la jeepeta RexTron, azul, placa G055174, siempre conforme a la Policía.

El referido vehículo fue encontrado luego abandonado en el Hoyo de Friusa. “En el allanamiento realizado a la residencia de la Isabel fueron encontradas manchas de sangre en diferentes partes, así como también en el citado vehículo”, indicó la Policía.

Informó que las autoridades tienen en su poder, además, el palo con el cual Oswaldy golpeó al empresario español y la funda plástica que utilizó Isabel para asfixiarlo.

Indicó que “el caso contra los detenidos es sustentado, además, por los testimonios de al menos dos testigos, que afirman haber visto el cadáver del ciudadano español debajo de la cama de Isabel”.

El empresario español, que se dedicaba en el país a la venta de vinos en los hoteles de Bávaro y zonas aledañas, fue reportado desaparecido por su amigo Nicolás Aníbal Castillo, de 53 años de edad, el pasado 31 de marzo.