Rechazan nuevos incineradores

Protestan contra programa que busca transformar la basura en energía
Rechazan nuevos incineradores
Según los opositores a la incineración, el reciclaje ayuda a evitar la polución.
Foto: AP / Archivo

Manhattan – Organizaciones medioambientales y activistas protestaron ayer frente a las oficinas donde funcionarios municipales debatían los planes de incinerar basura con el fin de producir energía al eliminarla.

A los gritos de “No a la incineración”, “Aire limpio para nuestros vecindarios”, “No al racismo medioambiental”… los manifestantes, liderados por la Alianza de Justicia Medioambiental de Nueva York (NYCEJA), mostraron su desacuerdo con el programa de manejo de la basura que estudian los funcionarios.

El mismo forma parte del PlaNYC presentado por el alcalde el mes pasado y que entrará en vigor para el 2017.

El propósito es incrementar al 30% la basura que se desvía de los vertederos a través de fabricación de abono, aumento de reciclaje y conversión de la basura en energía a través de nuevos sistemas de incineradores.

De hacerse realidad, la ciudad construiría procesadoras de energía de basura en las zonas industriales de la ciudad, fundamentalmente El Bronx y Brooklyn e incluso Staten Island -en los alrededores del antiguo vertedero de Fresh Kills.

Los activistas denuncian que estos nuevos incineradores tienen los mismos problemas de polución que los anteriores, emiten gases dañinos, no se han probado comercialmente viables y la energía procedente de la basura no solamente es sucia sino ineficiente.

Respecto a los vecindarios donde potencialmente se instalarían los incineradores indicaron que ya están sobrecargados de polución y toxinas y volverían una vez más a cargar con los problemas del presupuesto.

“Esta no es la solución al problema de la basura, ellos deberían desarrollar un programa de reciclaje auténtico aumentando el porcentaje en lugar de incinerar”, declaró Eddie Bautista, director ejecutivo de NYCEJA.

Según Bautista, la ciudad tan sólo recicla el 15% de su basura frente al 40/60% de la que reciclan los países europeos donde se utiliza este tipo de incineración de las basuras. “Eso asegura que lo que va a incinerarse es mucho más limpio que lo que irá al incinerador en NY”, manifestó.

Los activistas afirman que este bajo porcentaje de reciclaje de la basura creará residuos altamente tóxicos además de que esta tecnología está sin probar.

Los manifestantes abogaron por el reciclado no solamente como forma de evitar la polución sino como reducción del efecto invernadero, ahorro de energía y creación de puestos de trabajo. Estiman que el reciclaje crea 10 veces más empleos que la incineración o los basureros.

“Nuestra comunidad sufre niveles de asma bien altos, no podemos recibir más toxinas. Esto es un racismo medioambiental”, dijo Esteban Durán, organizador comunitario de El Puente. Para Durán, “este plan va a aumentar la polución y estamos aquí diciendo que esto no es una opción en nuestras comunidades”.

El Departamento de Limpieza remitió nuestras preguntas a la oficina de prensa del ayuntamiento y al cierre de esta edición aún no nos habían respondido.