A la cárcel mayorista de tabaco por evasión de impuestos

Sigue a El Diario NY en Facebook

NUEVA YORK/EDLP – Un mayorista en la venta del tabaco se declaró culpable por evasión de impuestos a gran escala, por los que defraudó al estado de Nueva York en más de $700,000, según anunció ayer el Fiscal General Eric Schneiderman.

Isidro “Tony” Tavárez fue condenado ayer a un año de prisión en la Corte Criminal del Condado de Brooklyn, ante el juez Alexander Jeong, por acusaciones de Esquema para Defraudar en Primer Grado, un delito mayor Clase “E”, e Intento Deliberado de Evadir o no Pagar Impuestos de Productos de Tabaco, también delito grave Clase “E.

Para evadir el pago de cientos de miles de dólares en impuestos al estado de Nueva York, entre diciembre 2005-marzo 2012, Tavárez se involucró en un esquema de evasión de impuestos complejo, según la fiscalía. Como parte de este esquema, Tavárez adulteraba las facturas al por mayor de vendedores de tabaco para esconder las compras a los auditores del Departamento de Impuestos y Finanzas (DTF) del Estado de Nueva York. Para ocultar aún más sus crímenes, después de ser confrontado por la DTF, con inconsistencias en sus declaraciones de impuestos y documentos de apoyo, Tavárez continuó presentando documentos falsos a la DTF. Como resultado de su plan, entre 2005 y 2008 solamente, Tavárez no pagó más de $700,000 en impuestos de los productos del tabaco.

“La evasión fiscal es un delito grave, y el cabecilla de este esquema para defraudar al gobierno tendrá que rendir cuentas por esta flagrante violación de la ley”, dijo Schneiderman. “En nombre de todos los negocios honestos y los contribuyentes que cumplen con las normas, nuestra oficina procesará a este tipo de conducta ilegal con todo el peso de la ley”, agregó el Fiscal General.

En 2009, la DTF inició una auditoría de las compañías Brooklyn Tobacco Wholesalers Inc. (Brooklyn Tabaco), ubicada en 1981 Pitkin Avenue, Brooklyn, y T&R Tobacco Sales Company (T & R del tabaco), ubicada en 203-07 Linden Boulevard, St. Albans, Queens, Nueva York. Tavárez, el director general de Brooklyn Tabaco, era responsable de comprar todos los productos, la supervisión de la distribución y venta de todos los productos, la presentación de declaraciones de impuestos y el pago de impuestos, incluidos los impuestos sobre compra de productos de tabaco que no habían sido gravados.

El caso fue el resultado de una investigación conjunta por la Oficina del Fiscal General y el Departamento de Impuestos y Finanzas del Estado de Nueva York. Schneiderman agradeció al Departamento de Impuestos y Finanzas y a su Comisionado Thomas Mattox por su asistencia en esta investigación. “La evasión de impuestos de los productos del tabaco es un asunto muy serio que este Departamento combate enérgicamente”, dijo Mattox.