Pleito de clase contra viñedo en Valle Central

Miles de campesinos aseguran que Castlerock Farming ha incurrido en diversas violaciones a la ley

Guía de Regalos

Pleito de clase contra viñedo en Valle Central
María Moreno, de 35 años, es una de las recogedoras de uva que encabeza al grupo demandante.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Abogados en Los Ángeles anunciaron ayer una demanda contra uno de los mayores productores de uva del Valle Central y varios de sus contratistas, alegando violaciones sistemáticas de las condiciones de trabajo y de la ley laboral de California contra sus trabajadores, en su mayoría latinos.

Se trata de una demanda de clase que pretende representar a todos los trabajadores que trabajan y han trabajado en los últimos 11 años para la empresa Castlerock Farming and Transport y tres de sus contratistas. La misma fue presentada en el tribunal federal de California en Fresno por abogados del Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal y Educación (MALDEF).

Los documentos presentados en tribunales alegan que la empresa obliga a los trabajadores a trabajar antes y después de las horas de trabajo regulares sin recibir compensación. Por ejemplo, se menciona el requerirles llegar media hora antes para “preparar equipo” y llevarse a casa las bandejas en las que recogen la uva para que las limpien.

Aparte de eso, se alegan una serie de violaciones a las leyes de salario mínimo, de los tiempos de descanso y de varias condiciones del empleo, que normalmente es por hora y por temporadas.

“La empresa se ha beneficiado económicamente a expensas de sus trabajadores”, dijo la abogada Martha L. Gomez, de MALDEF. “La demanda pide al tribunal que obligue a la empresa a detener estas prácticas, a que paguen lo que deben a los trabajadores, y a ofrecer compensación monetaria a los que han sufrido otras violaciones”.

En otras palabras, MALDEF busca una orden judicial contra estas presuntas prácticas y además compensar a los trabajadores pasados y actuales de Castlerock Farming, también conocida como Castlerock Vineyards, una de las empresas cultivadoras y comercializadoras de uvas más grandes del país. Se estima que la clase puede incluir a miles de personas.

María Moreno, de 35 años, es una de las trabajadoras que encabeza la clase demandante. Ella lleva 20 años “piscando” (cosechando) la uva: desde que tenía 15 de edad.

“Siempre he ganado el mínimo y sigo en este trabajo porque en otros piden más requisitos, pero sí que es un trabajo duro, estamos todo el día al sol y muchas veces en pleno verano”, dice Moreno. “Una de las cosas que siempre teníamos que hacer era llevarnos a casa el equipo para limpiarlo, las bandejas con las que recogemos la uva”.

Aparte de hacer trabajo no pagado en horas fuera de las regulares, según Moreno y el texto de la demanda, “también nos presionaban mucho para trabajar rápido y recoger más uva que el de al lado, por lo que a veces no tomábamos el descanso para lonchar”.

La demanda alega que a los trabajadores también se les hacía comprar su equipo protector como guantes y lentes, así como tijeras, lo que no se les reembolsaba. El esposo de Moreno también trabaja en el “fil” (field”) que es como los trabajadores le dicen al campo.

“Tenemos tres hijos, todos estudian. Yo siempre les digo que estudien lo más que puedan y no terminen en este trabajo donde no van a ser nada ni nadie”.

Esta es una industria que a lo largo de los años ha sido objeto de muchas demandas y campañas y las violaciones laborales no han dejado de ser comunes a pesar de que líderes de la industria siempre apuntan lo dificil que es conseguir mano de obra suficiente.

“La razón por la que es difícil es porque este trabajo es duro, no es el tipo de trabajo que muchas personas sueñan con tener”, dijo Tom Saenz, presidente de MALDEF. “Pero también creo que la razón por la cual prevalecen condiciones laborales como estas es porque la mano de obra es generalmente muy vulnerable, muchos son inmigrantes y sin estatus legal, además de tener pocos recursos para defenderse de estas prácticas”.

Se realizaron dos llamadas a la empresa Castlerock, en Delano, California para obtener su reacción a esta demanda sin lograr respuesta.

Castlerock es una de las empresas más importantes del país en su ramo y en California tiene viñedos en Coachella, Arvin, Bakersfield, Delano, Ducor, Lindsay y Reedley.