Resucita un ícono italiano: el Fiat 500

Resucita un ícono italiano: el  Fiat 500
El Fiat 500 vuelvepara deleite de millones de sus seguidores.
Foto: FOTOS FIAT

Nueva York – El FIAT 500 de la actualidad que ya no es más un vehículo para las masas, resucitó exactamente 50 años después que el modelo original (1957) arribará al mercado.

Es sin duda junto con el MINI Cooper y el VW Beetle una prueba fiel de que los vehículos retro bien diseñados, generaran una tremenda imagen de marca, así como es un modelo de negocio sumamente rentable.

Claro hay que destacar que el Mini y el Beetle, están más llenos de lujo, extras, motores más potentes y seguridad, por los que los consumidores están dispuestos a pagar más dinero por ellos.

Este año la firma ganó los reconocimientos a Motor Internacional del Año en las categorías de mejor motor de menos de 1.0 litro y mejor motor ecológico con el Twin Air de dos cilindros y 875 cc que está disponible en Europa. Esto hace de Fiat una de las características más atractivas de sus modelos y es que la tecnología de sus motores siempre esta enfocada en reducir consumo y emisiones.

El 1.4 litros Multi-air de 16 válvulas ofrecido en Estados Unidos es una mecánica que también sobresale en los ya mencionados aspectos de economía y protección al ambiente. La potencia entregada es de 100 hp y 98 Lb-pie de torque que son enviados al tren delantero vía transmisiones manual de cinco velocidades o automática de seis con modo manual. La dirección es hidráulica electro – asistida, mientras que la suspensión es McPherson adelante y Semi-independiente atrás.

En materia de seguridad el FIAT 500 llega al mercado con siete bolsas de aire, frontales, laterales, de cortina y una más para las rodillas del conductor, asimismo se ofrece de serie en todas las variantes: control de estabilidad, ABS y asistente de arranque en pendientes.

En el interior, la cabina del FIAT 500 es bien atractiva y tan lograda como el exterior. El panel de instrumentos está muy bien cubierto con círculos concéntricos analógicos en el caso del velocímetro y tacómetro, así como un círculo digital al centro que despliega la información relativa a: Temperatura, nivel de combustible, reloj, computadora de viaje, entre otros. El resto del tablero mantiene ese aire retro gracias a los insertos plásticos al color de la carrocería y el aro cromado en algunos botones como el de las intermitentes.

La posición de manejo es elevada, lo que confiere buena visibilidad y comodidad para maniobras en el tránsito. Y es un plus para una persona de baja estatura.

El Fiat 500 es quizá de los autos retro, el más adaptado para manejar en ciudades congestionadas, hoy en día. Para viajes largos es distinto, aunque si usted está acostumbrado al sistema Europeo o Latinoamericano donde se convive con carros pequeños, no tendrá problemas con el. Si le gusta lo pequeño, este carro es el ideal.