Empresa estafaba a migrantes con visas

Oaxaca/Notimex – El director del Instituto de Atención al Migrante, Rufino Domínguez Santos, reveló la existencia de una empresa “fantasma”, que en los últimos meses ha defraudado a cerca de 600 oaxaqueños, a quienes prometió la emisión de su visa para trasladarlos a Estados Unidos.

El funcionario estatal detalló que el fraude fue detectado desde diciembre del 2011, luego que una compañía fantasma, identificada por sus siglas como FIRACC, se anunció en diferentes radiodifusoras del distrito de Tlacolula y en la Sierra Mixe del estado, prometiendo la visa de Estados Unidos a quienes quisieran cruzar la frontera.

Explicó que esta supuesta Fundación Internacional de Reclutadores Agrícolas defraudó a 600 personas, a quienes requirió el pago de entre 25 mil y 30 mil pesos, con la promesa de trasladarlos a ese país y tramitar la visa que permitiera su ingreso legal a ese país, la cual se esfumó junto con la empresa.

“Las personas ni siquiera fueron transportadas, entregaron el dinero a la empresa, pero nunca los trasladaron”, aclaró.

Domínguez Santos indicó que “esta compañía se anunciaba en las radios de los Valles Centrales, estaban ubicados en Tlacolula de Matamoros, y ya habían defraudado a 600 personas, algunos desaparecieron”.

Resaltó que a la fecha existen 150 denuncias ante la Procuraduría de Justicia del estado, por lo que la dependencia a su cargo da seguimiento a las investigaciones sobre el tema.

“Sabemos que andan por ahí pero no tenemos gente que haya denunciado y no tenemos los elementos suficientes para establecer su ubicación actual”, explicó el director.

No obstante, dijo, se logró establecer que dentro de los defraudadores se encuentran personas originarias del estado de Oaxaca, así como de la ciudad de México.

La Comisión Federal de Competencia (CFC) impuso multas a funcionarios públicos y a industriales de la tortilla por coludirse y controlar la venta del producto en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

De acuerdo con la resolución emitida por el órgano antimonopolios, se impuso una sanción económica de 400 mil pesos al Consejo Estatal de la Industria de la Masa y la Tortilla de Chiapas y otra por el mismo monto al Grupo de Industriales de la Tortilla Somos Chiapas.

La CFC determinó que los responsables de estos organismos, Mario Alberto Coutiño y José Ramón Salazar, así como los funcionarios del ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez, Jaime Valls y Alfredo Machorro, son acreedores a una multa de 30 mil pesos cada uno.

La conducta realizada por los responsables tuvo consecuencias que afectaron el proceso de competencia y libre concurrencia, lo cual se reflejó en perjuicio de los consumidores de tortilla de maíz, señala.

El junio de 2010 se denunció la comisión de prácticas monopólicas absolutas en contra de ese ayuntamiento y del Consejo Consultivo de la Industria de la Masa y la Tortilla del municipio, con la firma de un documento que impone divisiones territoriales para la comercialización del producto en vehículos motorizados.

La CFC ordena a los agentes económicos responsables abstenerse de realizar dichas conductas, en el entendido que cualquier procedimiento que se inicie con fecha posterior a esta resolución será considerado como reincidencia.