Lección aprendida, dice Ozzie Guillén

Lección aprendida, dice Ozzie Guillén
El piloto de los Marlins Ozzie Guillén dialoga con periodistas en Miami al regresar ayer a sus labores.
Foto: AP / Wilfredo Lee

MIAMI – Ozzie Guillén hizo un retorno triunfal al banco anoche, cuando los lanzadores Josh Johnson y Heath Bell se recuperaron de malos comienzos de temporada para ayudar a los Marlins a vencer a los Cachorros de Chicago 5-2.

Guillén regresó de una suspensión de cinco juegos impuesta luego que sus comentarios de elogio a Fidel Castro causasen furor en el sur de Florida, especialmente en la comunidad cubano-estadounidense.

Johnson permitió solamente dos carreras en siete entradas y Bell se llevó el salvamento, luego de cuatro erráticas salidas previas.

El dominicano Hanley Ramírez rompió un empate 2-2 con un jonrón de tres carreras en el octavo, su tercer cuadrangular del año.

No hubo manifestaciones contra Guillén, aunque un fanático vociferante le gritó varios insultos desde las gradas.

Por los Marlins, el dominicano Ramírez de 3-1, un jonrón y tres empujadas. El venezolano Omar Infante de 4-1.

Por los Cachorros, los dominicanos Starlin Castro de 4-2 y Alfonso Soriano de 4-0, una empujada.

Ozzie Guillén dijo que no cambiará su forma de ser, pero que evitará hablar sobre temas que no le incumben.

Los Marlins suspendieron a Guillén luego que éste elogiara a Fidel Castro en una entrevista con una revista. Sus declaraciones indignaron a la comunidad cubano-estadounidense de Miami, la cual conforma un importante segmento de la afición del club.

“No puedo controlar si nuestros fanáticos me abuchean. Me han abucheado en otras partes”, dijo Guillén.

Pero reconoció que una reacción de ese tipo por las actuales circunstancias “dolerá un poco más”.

Guillén dijo que esperar reparar el daño con victorias e involucrarse más en actividades con la comunidad.

“He aprendido una lección muy dura”, añadió.