Núñez no tiene prisa

Núñez no tiene prisa
Eduardo Núñez: ni prisa ni pausa.
Foto: AP / Patrick Semansky

NUEVA YORK – Para Eduardo Núñez no hay prisa todavía. El jugador sustituto de los Yankees sabe que en el campo corto su club tiene a Derek Jeter, uno de los mejores jugadores de esta posición en Grandes Ligas, por lo que su misión es adaptarse a su trabajo actual con el conjunto de El Bronx.

“Como jugador regular todavía no es el tiempo para mi, por lo menos aquí”, dijo el joven pelotero quisqueyano, de 24 años, durante una conversación con EL DIARIO/LA PRENSA mientras se preparaba para entrar en ación en el Yankee Stadium.

Comentó Núñez que él es un campocorto natural, que esta ha sido su posición de toda la vida en el béisbol y que reconoce que ha caído en un equipo donde esa plaza le pertenece a Jeter, por lo que ha tenido que adaptarse como utility y no se queja.

“Tenemos ahora mismo a un ‘gran capitán’ llamado Derek (Jeter), pero sé también que mi tiempo de jugador regular ha de llegar poco a poco”, subrayó Núñez, quien entra en su tercera campaña con Nueva York.

El año pasado dejó buenos números al jugar 112 encuentros, en los que ligó 82 hits, entre ellos 18 dobles, cinco jonrones, remolcó 30 carreras, anotó 38 veces y promedió .265.

El nativo de Santo Domingo, quien también participa frecuentemente como sustituto en segunda y tercera base, no descuida sus entrenamientos. Pasa parte del invierno, cuando es el descanso en las mayores, preparándose para entrar en forma a los campos de entrenamientos primaverales.

Núñez cuenta también con apoyo del manager Joe Girardi, quien dijo recientemente que Núñez es uno de los jugadores más necesarios en el equipo, debido a su trabajo como sustituto en todas las posiciones del cuadro.

“Me siento bien con esta confianza que tiene en mi persona nuestro manager. Girardi es un buen piloto y sabe lo que tiene en mano”, recalcó Núnez.

A pesar de que ya se encuentra cómodo como lo están usando, Eduardo explica que su labor no es un trabajo fácil, debido a que un día lo usan en una posición, para luego entrar en otro juego en diferente sitio, por lo que debe estar atento a lo que le pueden asignar, sin estarlo esperando.

Por tal motivo es que no deja de entrenarse en diferentes sitios del campo. “Pero ya estoy más cómodo y orgulloso de jugar en un equipo como los Yankees”, dijo.

constantino.viloria@eldiariony.com