Insólito fiasco de los ‘Diablos’

A tres jornadas para su conclusión, la liga inglesa cobró nueva vida tras un tropiezo del Manchester United en casa (4-4) frente al Everton que supo aprovechar el Manchester City para acercarse a tres puntos de sus vecinos al ganar al Wolverhampton a domicilio (0-2).

Guía de Regalos

Insólito fiasco de los ‘Diablos’
Steven Pienaar (izq.), corre a gritarlo, Ferdinand busca explicaciones y el portero De Gea (caído) lo sufre. Fue el 4-4 ayer en Old Trafford.
Foto: EFE

LONDRES, Inglaterra (EFE).- A tres jornadas para su conclusión, la Liga inglesa cobró nueva vida tras el empate del Manchester United en casa (4-4) frente al Everton, el que supo aprovechar el Manchester City para acercarse a tres puntos de su vecino al ganar al Wolverhampton de visita (0-2).

Con dos goles en los minutos finales en Old Trafford, el Everton convirtió en inútil la ventaja de 4-2 que habían logrado los de Alex Ferguson y arruinó el día a los “Diablos Rojos”, que ya veían en su bolsillo tres puntos que les situaban a un paso del título.

Así las cosas, el City y el United se jugarán gran parte de la temporada en el duelo entre ambos del próximo 30 de abril en el Etihad Stadium.

Si los de Ferguson se imponen, podrán tocar con los dedos el título, mientras que si los de Roberto Mancini ganan, como ya hicieron en la primera vuelta con un histórico 1-6, empatarán a puntos y recuperarán el liderato de la tabla.

Los “Citizens” se encontrarán a unos “diablos rojos” que volvieron a confiar en el liderazgo y la inspiración del inglés Wayne Rooney, que marcó dos tantos y acumula 26 en liga. Danny Welbeck y el portugués Luis Nani completaron con otros dos goles el abultado marcador del United, que no fue suficiente para superar a un Everton que nunca renunció al ataque y que plantó cara a los de Ferguson con una capacidad de contragolpe que desquició en los últimos minutos a la defensa local y al portero español David De Gea.

Tambien sufrió ayer el guardameta holandés Dorus De Vries, que se enfrentó en el estadio Molineux a los embates de un Sergio “Kun” Agüero decidido a liderar a su equipo hacia lo más alto de la tabla y de un Carlos Tévez inspirado.

La pareja de atacantes argentinos, asistidos desde el medio campo por David Silva y Samir Nasri, demostraron durante la primera parte que el City ha recuperado en las últimas semanas parte del futbol afilado que le llevó a lo más alto de la tabla.

El Wolverhampton tuvo problemas desde el inicio del choque y Gael Clichy sirvió un centro que pescó “Kun”, y solo tuvo que empujar el esférico con cierta malicia para dejarlo fuera del alcance de De Vries.

Tras un segundo tiempo en el que el City prefirió esperar con paciencia en su campo los embates de un Wolverhapton desesperado por eludir el descenso, una picardía de Tévez sentenció el encuentro con un segundo gol en el cuarto de hora final.

El argentino sacó con rapidez una falta en el medio campo que encontró desprevenida la última línea defensiva del Wolverhapton con una diagonal que Nasri recibió en el área para batir con comodidad al portero holandés.

El Liverpool de Luis Suárez no tuvo su tarde en Anfield, y volvió a ceder tres puntos ante un West Bromwich al que le valió un gol del nigeriano Peter Odemwingie para hacerse con el encuentro.