‘Texteo’ interfiere con atención de estudiantes

Estudio advierte que el intercambio de mensajes en el aula afecta el rendimiento

Guía de Regalos

‘Texteo’ interfiere con atención de estudiantes
Según investigadores, el 'texting' en el aula interfiere parcialmente con la capacidad del estudiante para prestar atención a lo que dice el profesor.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinion

Washington/EFE – Los estudiantes universitarios que intercambian frecuentemente textos durante sus clases tienen dificultades para mantener la atención en el aula y esto afecta su rendimiento, según un estudio divulgado por la Asociación Nacional de Comunicación.

“Sabemos, por nuestra investigación previa, que los universitarios que hacen ‘texting‘ regularmente intercambian esos mensajes durante las clases, en el aula”, señaló la autora principal del estudio Fang-Yi Flora Wei, profesora en la Universidad de Pittsburgh.

“Ahora vemos que el ‘texting’ en el aula interfiere parcialmente con la capacidad del estudiante para prestar atención”, añadió la investigadora cuyo artículo se publicará en julio en la revista Communication Education, del grupo académico.

Como parte del estudio los alumnos participantes completaron cuestionarios al final del semestre en la Universidad de Pittsburgh, en Bradford.

El cuestionario tenía preguntas acerca de la clase a la cual habían asistido inmediatamente antes de la de educación general. Los estudiantes dieron cuenta de cuántos mensajes de texto habían enviado o recibido durante la clase, en promedio.

Los participantes se calificaron a sí mismos en relación con variables específicas del aprendizaje en esas clases. Estas variables incluyeron la autorregulación que Wei describe como “el autocontrol para dirigir el proceso propio de aprendizaje”, la atención sostenida, y los resultados tanto en los grados recibidos como en la cantidad de lo aprendido.

Dado que es difícil demostrar que el “texting” por sí solo pueda tener un impacto en el aprendizaje de los estudiantes, explicó Wei, ella y sus coinvestigadores usaron análisis de modelos para describir las relaciones entre el intercambio de mensajes, como variable “mediadora”, y el aprendizaje cognitivo.

Entre los 190 cuestionarios completados por estudiantes que asistieron a una clase con disertación de 50 a 75 minutos, el número promedio de mensajes de texto que vieron los alumnos en la clase fue de 2.6. A su vez, en promedio, enviaron 2.4 mensajes durante la clase.

Los investigadores determinaron que hay una relación directa entre la autorregulación y la atención sostenida y que los estudiantes con un elevado nivel de autocontrol son los más propensos a mantener su atención enfocada en lo que se aprende durante la clase.

A su vez, la atención sostenida en la educación que se imparte en el aula aparece relacionada con un mejor aprendizaje cognitivo, en términos de mejores grados y, especialmente, en la cantidad de lo aprendido según lo perciben los alumnos, señalaron los investigadores.

Estos estudiantes altamente autorregulados son los menos propensos que los estudiantes con niveles más bajos de autocontrol a intercambiar mensajes de texto en la clase, dijo Wei.

Por otro lado, los alumnos que con frecuencia envían o reciben mensajes de texto durante la clase son menos propensos a mantener su atención en lo que dice el profesor.