Obama apoya tasas bajas para universitarios

CHAPEL HILL – El presidente Barack Obama afirmó ayer que el Congreso debe impedir que los costos de los préstamos universitarios se vayan por las nubes, al llevar su prédica a tres estados cruciales para su intento de mantenerse en la Casa Blanca.

Obama dijo a los estudiantes en la Universidad de Carolina del Norte que comprendía personalmente la carga de los costos universitarios y recordó que tanto él como la primera dama estuvieron en la situación que ellos viven ahora. Aclararon que cancelaron sus préstamos estudiantiles apenas hace unos ocho años.

“No es que yo haya leído sobre esto. No es que me hayan dado argumentos sobre el tema. No es que me hayan informado acerca del asunto”, dijo Obama.

El énfasis en su experiencia personal contrasta con su probable oponente presidencial, Mitt Romney, cuyo padre era un acaudalado ejecutivo de la industria automovilística.

Al aludir a la deuda estudiantil, Obama dirigió su mensaje a la clase media y a esa carga enorme que amenaza la recuperación económica. Se dirigió a universidades del sur, el oeste y el centro-norte para transmitir su mensaje a los auditorios juveniles.

Al presionar a los legisladores republicanos a actuar, buscó movilizar a los jóvenes esenciales para su campaña, tanto quienes votaron por él como los muchos más que desde entonces han alcanzado la edad de votar. Muchos fueron los que lo apoyaron.