Pacquiao a un segundo plano

Floyd Mayweather se enfoca por completo a su pelea contra Cotto.

Pacquiao a un segundo plano
Floyd Mayweather Jr. se mantiene enfocado en su combate inmediato.
Foto: Ap / Julie Jacobson

NUEVA YORK – A Floyd Mayweather no le quita el sueño una posible pelea con Manny Pacquiao. Por ahora su enfoque total es Miguel Ángel Cotto, a quien espera arrebatar el título mundial superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo el 5 de mayo próximo.

Por segunda vez, en exactamente cinco años, el invicto estadounidense buscará coronarse en la categoría de las 154 libras, luego de haberlo logrado el 5 de mayo del 2007, cuando derrotó a Oscar de la Hoya por decisión mayoritaria en combate que mantiene el récord de ventas de ‘pay per view’ (pago por evento).

El sábado 5, en el MGM Grand de Las Vegas, Mayweather (42-0, 26 KO’s) subirá al cuadrilátero por algo más que el cetro de Cotto (37-2, 30 KO’s). También estará en disputa el fajín de diamantes del peso superwelter del CMB. Y, por supuesto, defender su invicto.

Contrario a otras oportunidades, la cortesía ha sido el denominador común por parte de Mayweather hacia Cotto. Eso se evidenció durante una conferencia telefónica originada en Las Vegas, donde se encuentra el cuartel general de ‘Money’ Mayweather.

“Lo respeto como persona, siempre. Tiene una bella familia. Realmente no lo conozco a él, pero parece ser un muchacho tranquilo”, respondió el titular vigente del cinturón welter del CMB a una pregunta de EL DIARIO/LA PRENSA de cuánto respeto sentía por ‘Junito’ Cotto. “El 5 de mayo tendrá que hacer que yo respete sus habilidades”, acotó.

Preguntado sobre el oponente más fuerte de su carrera, Mayweather indicó que “si califico a todos los boxeadores que he enfrentado, pondría a Emanuel Augustus en primer lugar. Venía de un receso y estaba peleando en las 130 lbs.” (ese combate en octubre del 2000 ganó por KO en el noveno de 10 rounds).

“En cuanto a Cotto, tengo que decir que no puedo dar una calificación sobre alguien a quien nunca he enfrentado”, añadió.

Además, el campeón en cinco distintas categorías dijo que no piensa en el 1ro. de junio, cuando empezará a purgar su sentencia de 90 días en prisión, que recibió tras el acuerdo con la fiscalía por los cargos de violencia doméstica que presentó en su contra la madre de tres de sus cuatro hijos.

“He tenido un montón de altos y bajos, pero siempre he puesto primero al boxeo y he dado mi mejor esfuerzo”, indicó Mayweather.

“Cuando todo esté dicho y hecho, sólo Dios puede juzgarme. (Pero) este 5 de mayo voy a salir a dar a los aficionados lo que quieren”, aseguró.

Respecto a Pacquiao, dijo que el filipino debería apoyarlo en su plan de “limpiar el boxeo”, sometiéndose a las pruebas antidopaje estilo olímpico (de sangre), una de las causas que se han interpuesto en que se haga realidad el mega-combate entre los dos púgiles.

nube.urgiles@eldiariony.com