Violencia doméstica entre parejas LGBT

Es casi igual a la existente entre parejas heterosexuales, la diferencia radica en la reacción de la comunidad cuando las lesbianas latinas buscan ayuda, explica reporte

Chicago – Mujeres latinas lesbianas, bisexuales y transgénero (LGBT) enfrentan problemas de violencia doméstica, depresión y limitado acceso a servicios de salud, según un reporte difundido recientemente y que se basó en entrevistas a 305 mujeres, cuyas edades oscilaron entre 13 y 60 años.

El reporte, realizado por la agencia Mujeres Latinas en Acción y la organización Amigas Latinas, fue difundido el pasado 28 de julio.

Lourdes Torres, coautora del reporte y parte de la junta directiva de Amigas Latinas, aclaró que la intención del estudio es presentar los resultados a organizaciones que trabajan con latinas, agencias de servicios sociales que trabajan con latinos y agencias que trabajan con la comunidad LGBT en general.

“Decidimos hacer algo más extensivo porque nos dimos cuenta de que hay muy poca información en términos de necesidades para tratar violencia doméstica y salud física y mental de esta comunidad”, dijo Torres.

La profesora de estudios latinoamericanos de la universidad DePaul destacó que “las otras agencias tienen que darse cuenta de que se tienen que poner al día, porque pensamos que muchas agencias que tratan asuntos de los latinos nunca se acuerdan que las latinas lesbianas y bisexuales también somos parte de la gran familia latina”.

“Amigas Latinas ya hemos empezado a reaccionar a este reporte. Tenemos tres equipos trabajando con los aspectos que pensamos más importantes a tratar: la violencia doméstica, depresión y problemas psicológicos y acceso a servicios de salud y a seguro médico”, indicó Torres.

En cuanto a la violencia doméstica entre lesbianas y bisexuales, Torres dijo que muchos de los patrones son iguales a los de la población heterosexual pero la diferencia radica en la reacción de la comunidad cuando las lesbianas buscan ayuda.

Actualmente existen recursos para heterosexuales que sufren de violencia doméstica -líneas de ayuda y organizaciones- pero hay poca gente capacitada para tratar violencia doméstica en la comunidad LGBT.

“Muchas veces [las lesbianas] nos dicen que cuando van a esas agencias no se sienten bienvenidas, que las tratan como personas raras y no saben cómo abordar el problema cuando se trata de violencia entre dos mujeres y no entre un hombre y una mujer”, contó Torres.

De acuerdo con información difundida por la Minnesota Coalition for Battered Women en su manual ‘Confronting Lesbian Battering’, existen similitudes en la violencia doméstica en parejas heterosexuales y parejas LGBT.

Algunas de ellas son: que un individuo trata de mantener el control y someter al otro bajo su poder usando abuso físico, emocional, sexual, psicológico o financiero; que la víctima se siente aislada, asustada, indefensa y responsable del abuso; que puede ser extremadamente difícil y peligroso dejar la relación; y que la violencia doméstica puede ser fatal.

El programa de estudios de género de la universidad DePaul tiene dos líneas de ayuda para esta población: la línea antiviolencia LGBT, 24 horas, (773) 871-2273; y la línea de ayuda LGBT (773) 929-4357.

TU PROPIA GENTE

En cuanto a los problemas de depresión y ansiedad experimentados por algunas latinas lesbianas y bisexuales, y mostrados en el reporte, Torres explicó que si bien pueden haber muchas causas, la principal es que se sienten discriminadas como cualquier persona LGBT pero, además, dentro de la comunidad latina.

“Encuentran que su propia cultura, su propia gente no las aceptan”, expresó.

Amigas Latinas, por ejemplo, fue fundada en 1995 y se enfoca en organizar actividades para latinas LGBT, ya sean mayores de 50, jóvenes de 20 a 30 años o mujeres con familia.

“Proveemos un lugar donde las latinas pueden compartir con otras mujeres lesbianas que son madres, estudiantes, jóvenes, viejas”, dijo Torres y agregó que también organizan picnics, fiestas y paseos “donde los niños pueden ver que hay otras mamás que son como las mamás de ellos y podemos compartir de manera positiva”.

“Queremos que los niños vean que esto es posible y hay familias de lesbianas y otro tipo y podemos tener buenas experiencias”, expresó.

NUEVO ESPACIO

Recientemente Amigas Latinas también se unió a las organizaciones Affinity Community Services y Black Women for Reproductive Justice (BWRJ) para inaugurar un nuevo espacio para las mujeres LGBT en el sur de la ciudad. Se espera que el centro comunitario abra sus puertas este otoño.

En un comunicado de prensa, la presidenta de la junta directiva de Amigas Latinas, Rosa Yadira Ortiz, comentó: “Sabemos que hay Latinas LBTQQ (acrónimo de ‘latinas lesbianas, bisexuales, transgénero, queer y en cuestionamiento de su género’) que viven a lo largo de Chicago y suburbios y queremos que nuestras organizaciones estén accesibles a ellas”.

“Estoy emocionada de crear un espacio seguro y de autoafirmación para las mujeres de color en el sur de Chicago y como organizaciones de base sabemos que las colaboraciones son críticas para poder seguir avanzando”, indicó Ortiz.

Según Torres, esta es una manera de compartir recursos, ya que consiguieron una beca para establecer dicho centro y quieren ver más interacción entre las comunidades afroamericana y latina.

“No vamos a funcionar como una agencia de servicios sociales, pero será un espacio donde tendremos reuniones, eventos, pláticas, programas educativos y fiestas”, aclaró Torres.

MÁS INFORMACIÓN

Amigas Latinas

http://www.amigaslatinas.org

Tel. (773) 661-0940

Correo: amigaslatinas.chicago@gmail.com

Facebook: Amigas Latinas