¡Mi hijo quiere aprender a manejar!

¡Mi hijo quiere aprender a manejar!
Los jóvenes deben aprobar dos exámenes antes de recibir una licencia de conducir, el teórico y el práctico.
Foto: fotos thinkstock

Nueva York – Es probable que cuando usted escuche la pregunta ¿Papá cuando me enseñas a manejar?, se quede helado. Pero no se preocupe, aquí le daremos unos consejos para que cuando su hijo adquiera su licencia y empiece a conducir lo haga de una manera responsable y segura.

Mónica Noristz, residente de Nueva Jersey y mamá de cuatro jóvenes, experimentó recientemente lo que se siente tener un hijo adolescente detrás del volante. Su hijo Robert, de 17 años, ya es un conductor aprobado por el Departamento de Vehículos y Motores de Nueva Jersey y disfruta de la aventura de manejar con precaución.

“En la escuela entrando al décimo grado hay una clase para sacar la licencia, ahí mismo le hacen el examen, pero la mayoría de los chicos no pasan y son filas y filas de jóvenes. Mi hijo no pasó la primera vez y decidió tomar clases en una escuela particular donde cobraron $300 y aprobó el examen luego de aprenderse todo el manual”, recuerda Mónica quien ahora se prepara para ayudar a su hija a obtener su licencia de manejo.

Es por esto que antes de entregarles las llaves de un vehículo a un joven se debe estar seguros de que hayan aprendido bien la lección.

‘Al principio yo me sentía nerviosa, nosotros lo hicimos practicar y aprendió rápido ahora ya sabe estacionar el carro eso era lo que le fallaba”, manifiesta Noristz quien ahora siente un alivio al saber que su hijo Robert es un conductor responsable.

Luego de aprobar el exámen práctico y tener su vehículo listo para estrenar su licencia, Robert Noristz no podía creer que uno de sus sueños se había convertido en realidad. “Estaba feliz. Lo primero que hice fue ir a McDonald’s con mis amigos”, recuerda el joven. Sobre el test de manejo manifestó: “Al principio estaba nervioso pero una vez que el instructor se mete al carro y te explica qué hacer, no tienes problemas. Me había entrenado seis meses”, acota.

Sobre algunos consejos a los jóvenes que quieren convertirse en conductores Robert Noristz dijo: “cuando recién comienzan a manejar hay que tener mucho ojo con la velocidad y usar siempre el cinturón, cuando vas a una fiesta no se debe tomar, sea lo que sea, si te están llamando o texteando no hay que tocar el teléfono porque puedes arriesgar tu vida”.

Al recibir su carnet de manejo por primera ocasión la celebración fue doble para este joven de origen ecuatoriano ya que coincidió con el día de su cumpleaños, el 9 de diciembre.

La práctica hace al maestro

A veces las recomendaciones no son suficientes por eso es importante tomar algunas medidas necesarias para que su hijo sea un as del volante aquí le presentamos cinco puntos claves.

Una vez aprendido de memoria el manual, el siguiente paso es la práctica. Previo a manejar un auto -aunque sea para dar una vuelta a la manzana- debe asegurarse que el vehículo esté en buenas condiciones y asi evitar un dolor de cabeza.

Conocer la ruta a seguir es parte del aprendizaje. Si el sistema de navegación satelital falla siempre es conveniente conocer de antemano las direcciones.

Aunque el joven aspirante ha conductor haya realizado una ‘investigación de campo’ observando videos y asistiendo a clases, a veces la realidad es muy diferente, es por esto que el joven debe aprender primero observando cómo manejan sus padres .

Si usted es un conductor precavido, que no se distrae al manejar, conduce respetando los límites de velocidad, existen mas probabilidades de que su hijo siga su ejemplo.

Si usted decide enseñar a su hijo a manejar, debe primero dialogar sobre la manera de conducir. La influencia de los padres es indispensable asi como la paciencia, nunca se debe exasperar con un conductor principiante.

Para mayor información existe además una página en línea desarrollado por un adolescente, específicamente para los adolescentes que están aprendiendo a manejar (Teen New Driver Homepage). http://www.teendriving.com