Las mejoras de tu vivienda y tu seguro

Debes revisar que tu póliza de seguro de vivienda posea suficiente cobertura de responsabilidad civil para hacerle frente a cualquier situación.

Un hombre hace reparaciones en la cocina de su vivienda.
Un hombre hace reparaciones en la cocina de su vivienda.
Foto: EDLP

De acuerdo a cifras dadas a conocer hace poco por el Insurance Information Institute -o I.I.I., una agencia encargada de educar al público sobre temas de seguro-, en 2012 aumentará en un 5.9% la inversión de propietarios particulares en remodelaciones de sus viviendas. Y es esencial que si formas parte de ese grupo, ajustes la cantidad de seguro de propiedad que necesitas tanto antes como después de la remodelación.

Según Elianne González, portavoz del I.I.I., debes revisar que tu póliza de seguro de vivienda “posea suficiente cobertura de responsabilidad civil para hacerle frente a cualquier situación, accidente o demanda que pudiera surgir”. Para ello, estos son los cuatro pasos principales que debes tomar en cuenta al momento de remodelar tu casa:

1. Hablar con tu agente de seguros o representante de la aseguradora antes de comenzar.

-Pregunta si es necesario desglosar las remodelaciones para que éstas entren a formar parte del seguro de la casa y haz que el agente revise si posees suficiente cobertura para comenzar el proyecto. Si vas a recibir ayuda de amigos y familiares, cerciórate de que posees la cobertura necesaria en caso de lesiones. Y si el proyecto es más complejo, considera una builder’s risk policy (una póliza de seguros por la duración del proyecto).

2. Verificar que tu contratista tenga los seguros adecuados.

– Pídele una copia de su póliza de responsabilidad civil y seguro comercial para la empresa, así como el seguro de compensación laboral para sus empleados. Si el contratista no posee seguro adecuado o se niega a mostrar verificación de ésta cobertura, considera seriamente usar otro.

3. Guardar los recibos y facturas de trabajos y servicio.

– Toma fotos antes, durante y después de modo que tengas un archive histórico de los trabajos realizados, y guarda copia de todos los documentos que firmes con el contratista, presupuestos, facturas y recibos de materiales que se adquieran para el trabajo. Si compras muebles o decoración adicional, agrega eso a tu inventario existente o haz uno (el programa computarizado gratuito del I.I.I. Know Your Stuff® – Home Inventory puede ayudarte a hacer un inventario de forma más agradable y sencilla).

4. Actualiza tu cobertura de seguros después de la remodelación o cambios.

– Asegúrate de que tu aseguradora conoce de los cambios que se realizaron. Es posible que necesites aumentar tu cobertura en caso de que algo suceda y necesites reconstruir tu vivienda. Ten listos documentos como facturas, presupuestos, recibos, fotos, etc. en caso de que los soliciten para hacer cambios en la cobertura.

Además, pudieras recibir un descuento de un 5% cuando cambias puertas y ventanas por otras más resistentes, si instalas detectores de incendios o una alarma contra robos o cerraduras mucho más resistentes. Si las mejoras incluyen cambios en el sistema eléctrico, modernización del sistema de plomería o de calefacción, o instalación de paneles protectores en las ventanas o de cristales que sean resistentes a fuertes vientos, también pudieras recibir descuentos en el costo de la prima de seguros.