Un fondo mutuo para tu futuro financiero

Los fondos mutuos son una especie de cooperativa financiera donde cada uno de sus participantes pone un poquito de dinero para sacarle mejor provecho a esos bienes. En un lenguaje un poco más técnico, podríamos definir a los fondos mutuos como grupos de diversos vehículos de inversión (acciones, bonos, hipotecas, letras del Tesoro y bienes raíces) de varias compañías, reunidos en una entidad que se vende a inversionistas individuales. En estos fondos se reúne el dinero de esos inversionistas bajo la administración y guía de expertos que realizan transacciones de compra y venta con el propósito de obtener ganancias para sus inversionistas.

Pero a pesar de lo populares y beneficiosos que son, los fondos mutuos no son para todo el mundo. Si quieres tener tu dinero en un sitio donde te lo garanticen por completo, donde sabes que no tienes ninguna probabilidad de que lo que depositas en esa cuenta baje de valor… no pienses en un fondo mutuo.

Sin embargo, si sabes elegir un fondo mutuo y te gusta arriesgarte un poquito, tienes muchas probabilidades -pero no garantías- de ganar dinero. Si tienes ahorrada una cantidad que no necesitas usar durante los próximos 2, 3, 4 o más años, y quieres tratar de conseguir una ganancia mayor de la que te ofrecen las inversiones “seguras” que conoces (certificados de depósito, cuentas de ahorro, etc.), tienes a tu disposición más de 10,000 fondos mutuos..

Recuerda que aunque un fondo mutuo se considere de bajo riesgo, este tipo de inversión NO garantiza tu dinero como una cuenta corriente o una de ahorros en un banco asegurado por la FDIC. Si tienes esto en mente y aprendes cómo escoger un fondo mutuo con buenas posibilidades de darte ganancias -en mi libro Invierte en tu futuro, puedes encontrar más información sobre ello.