Señalan abuso en tarjetas de llamadas

Según informe, no informan sobre tarifas y cobran altas tasas por su servicio
Señalan abuso en tarjetas de llamadas
Robert Tiernan (izq.), Director de Consumer Report -junto a Keith H. Gordon, asistente de la fiscalía- muestra las tarjetas de llamadas investigadas.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

Nueva York.- Ante la proximidad del Día de las Madres, un grupo defensor de los consumidores advirtió ayer sobre los timos que se cometen con las tarjetas prepagadas de llamadas telefónicas para llamadas a Latinoamérica.

Una investigación realizada por Consumer Reports concluyó con que una gran parte de las tarjetas no proveen información al usuario sobre sus tarifas por minuto al tiempo que cobran altas tasas por el servicio que suministran.

En el año 2009, consumidores en EEUU gastaron aproximadamente $2,100 millones en tarjetas telefónicas que sirven para realizar llamadas internacionales.

Una de las más de 130 tarjetas que fueron examinadas durante la investigación, fue la de nombre “Chocolate” -de la compañía JTI- con la que con $2, sólo dio cinco minutos de conexión a Ciudad de México. “Cuando se llamó al servicio al cliente, contestó una grabación que decía: Gracias. Adiós”, dijo Elena Chávez, de Consumer Reports.

Mary Meza es una dominicana que reside en los Estados Unidos desde hace 30 años y que tiene como rutina llamar a su madre -que vive en Santo Domingo- una vez por semana.

“Regularmente, compro tarjetas de $2 a $5”, dijo Meza, explicando que la mayor parte de las veces “las llamadas se cortan antes del tiempo indicado”.

Como Meza, son muchos los usuarios que pierden dinero, porque una vez que la tarjeta no les sirve, sencillamente la botan y no lo denuncian, según lo explicó Keith Gordon, miembro del Buró de Protección y Fraudes al Consumidor de la Fiscalía General del estado.

Gordon puntualizó que en la investigación se encontró que las tarjetas cobran hasta $1.49 por servicio de mantenimiento y 99 centavos por costo adicional luego de la primera llamada, sin que ninguno de estos aranceles estén indicados de forma visible en ninguna parte de la tarjeta.

La población latina es una de las que más compra este tipo de tarjetas, por lo que las autoridades exhortan a los usuarios para que denuncien, por pequeña que parezca la pérdida.

Alrededor de la web