Se queman las ilusiones de alargar la serie

Se queman las ilusiones de alargar la serie
El dominicano Al Horford (centro) fue definitivo en la victoria de los Hawks.
Foto: Erik S. Lesser / efe

MIAMI/AP – LeBron James rechazó una oferta para jugar con los Knicks de Nueva York hace dos años. Tampoco tendrá que visitar a Nueva York esta temporada.

El Heat de Miami terminó de despachar a los Knicks y ahora se encaminan a la segunda ronda de los playoffs.

James tuvo 29 puntos, con ocho rebotes y siete asistencias, y el Heat 106-94 a los Knicks el miércoles y sortear en cinco partidos la serie de la Conferencia Este de la NBA.

“Vamos a saborear el triunfo esta noche”, dijo James. “Y mañana nos ponemos a trabajar y nos preparamos para Indiana”.

Chris Bosh y Dwyane Wade anotaron 19 puntos cada uno para Miami, que enfrentará a los Pacers de Indiana a partir del domingo en las semifinales del Este. Mario Chalmers agregó 10 puntos para el Heat.

Carmelo Anthony fue el máximo anotador del partido con 35 puntos para los Knicks.

No le bastó para evitar otro resultado negativo de postemporada para Anthony, seleccionado dos puestos detrás de James e inmediatamente por delante de Bosh y Wade en el draft de la NBA de 2003. En 11 series de postemporada que le ha tocado jugar, Anthony ha ganado dos, y la proporción de victorias y derrotas de sus equipos es de 17-37.

Amare Stoudemire anotó 14 puntos antes de ser expulsado por faltas, Landry Fields y J.R. Smith tuvieron 12 puntos cada uno y Tyson Chandler capturó 11 rebotes para Nueva York.

Para los Knicks, fue el 12do año consecutivo sin ganar una serie de postemporada, la segunda racha negativa más larga de la historia del equipo. La última vez que Nueva York ganó una serie, fue contra Miami en las semifinales del Este en 2000.

Jeremy Lin sabía que estaría fuera de ritmo y de forma si hubiera de jugar con los Knicks de Nueva York en esta serie contra el Heat de Miami.

No tendría problemas para lidiar con eso.

Lo que no hubiera podido controlar sería lo desconocido, el no saber cuánto podía soportar su rodilla recién operada si tratara de jugar prematuramente.

Así que a pesar que los Knicks ya no contaban en esta serie con Baron Davis ni con Iman Shumpert debido a lesiones graves de rodilla -hay pocas probabilidades de que Davis juegue siquiera la próxima temporada-, Lin prefirió pecar de precavido al no apresurar su regreso, una medida que no arriesga su rodilla ni su potencial de ganancias a mediados de año como agente libre restringido.

“Me preocupo más por no sufrir un verdadero contratiempo, que sería una nueva lesión de rodilla”, dijo Lin el miércoles por la mañana en Miami, donde los Knicks se preparaban para el quinto juego de su primera ronda de playoffs de la Conferencia Este contra el Heat, que era a ganar o morir.

Los Knicks cerraron la puerta a conjeturas sobre la situación de Lin el martes, cuando el entrenador interino Mike Woodson dijo que el armador que fascinó a la NBA con un deslumbrante desempeño en febrero, no jugaría contra el Heat, sin importar cuánto dure la serie.

Los Angeles/EFE – Los Lakers dejaron pasar una oportunidad de oro para cerrar la serie frente a los Nuggets en Los Ángeles y ahora volarán a Denver para disputar el sexto partido, una situación que ha dejado a los californianos “frustrados”, según dijo el español Pau Gasol.

“Todos estamos frustrados esta noche”, manifestó en los vestuarios. “No jugamos como queríamos y nos faltó la energía que se necesitaba para derrotar a este equipo. Ellos jugaron con más sentido de urgencia”, añadió.

El 16 angelino reconoció los esfuerzos del equipo de George Karl por impedir que el balón llegue cómodo a manos de las torres de los Lakers.

“Por eso tenemos que asegurarnos de que movemos más y mejor el balón, para que llegue en mejores posiciones y no hacer de la circulación algo predecible”, apuntó.