¡Mami tiene novio!… y ¿qué?

Consejos para madres con hijos adolescentes que recién comienzan una nueva relación
¡Mami tiene novio!… y ¿qué?
Foto: thinkstock

Nueva York.- El Día de las Madres está a la vuelta de la esquina y las mujeres latinas se aprestan a festejar con sus hijos tan importante fecha. Sin embargo, no todo será color de rosas para algunas.

Muchas mujeres, quienes son madres solteras o divorciadas y comenzaron recientemente otro noviazgo, se encuentran enfrentadas con sus hijos debido a que éstos no aceptan al nuevo hombre en sus vidas.

El derecho de volver a amar y ser feliz se convierte en una pesadilla para muchas de estas madres ante el rechazo por parte de sus hijos, mucho más si son adolescentes.

Para evitar este tipo de situaciones, especialmente durante esta época tan especial para mamá, la experta en relaciones de familia, parejas, noviazgo y divorcio, Lee Block, ofrece los siguientes consejos a las latinas, sean madres solteras o divorciadas y tengan uno, dos o más hijos:

Debe presentarle el nuevo novio a los hijos antes de traerlo a casa por primera vez.

Es importante que los niños no sientan que de repente tienen una nueva figura paterna o de autoridad en la casa, especialmente cuando son adolescentes. Ellos son una especie de ‘mini-adultos’ y es muy duro tener esta figura masculina de repente diciéndoles qué tienen que hacer.

La madre debe hablar con su nueva pareja para establecer algunas reglas de juego sobre cómo van a llevar la relación. Ella le puede decir: ‘ven como un amigo, no como la figura de autoridad. Yo te dejo saber cuándo puedes disciplinar a mis hijos y cuándo debes apartarte. Necesito que apoyes mis decisiones en la casa’.

No puedes forzar la relación entre un niño y un nuevo padre. Debes dejar que eso suceda naturalmente, especialmente cuando el niño es mayor. Algunas veces esas relaciones se desarrollan y otras veces no sucede del todo.

Como madre debes entender que tus hijos tienen mente propia, que van a tomar sus propias decisiones y que no puedes forzarlos a amar a alguien que tú amas. Pero el hecho de que no amen a tu nuevo novio no significa que tú no vas a querer a tus hijos o tener tu propia relación con ellos.

Le tienes que hacer entender a tus hijos que tú tienes que vivir tu propia vida. Les tienes que hacer ver que no estás con alguien para herirlos, sino porque quieres ser feliz también.

Cuando la madre comienza una nueva relación luego de un divorcio, es más duro para los niños que para ella porque los hijos se recuperan más lento de un divorcio; es una transición muy fuerte para ellos.

Cuando los niños ven que la madre ha estado soltera por un largo tiempo, tienden a perdonarla más cuando ella se envuelve en una relación porque ellos quieren ver a su mamá feliz y con alguien. Esto se da especialmente si están listos para ir a la universidad, porque no quieren dejar a su mamá sola.

No hay un tiempo específico para que se desarrolle esa relación entre los hijos adolescentes y el nuevo novio. Tampoco hay diferencia si el adolescente es hembra o varón. Todos son diferentes y todo depende de cómo manejen sus emociones, de sus propias experiencias y de las circunstancias que rodearon el divorcio. También dependerá de la relación que tienen con su madre y su padre biológico y de si este último está envuelto en sus vidas o no.

La edad tampoco representa gran diferencia, pero obviamente que si se trata de una chica de 14 o 15 años, que está presentando cambios hormonales, va a ser más difícil.

Otra cosa importante es no presentar a tu nuevo novio en fechas importantes, como el día de graduación del adolescente o en su cumpleaños. No esperes a que llegue el día de la fiesta para que le digas ‘por cierto este es mi nuevo novio’.

Es importante no comprometerse o casarse primero, y luego decirle a los hijos ‘por cierto este es mi esposo o este es mi prometido’. Debes permitir que tus hijos desarrollen una relación con quien sea que te encuentres antes de comprometerte o casarte. Eso es muy importante porque tus hijos nunca van a desaparecer, y no hay garantía de que ese hombre con el que estás va a quedarse para siempre.

Debes tener abiertas la líneas de comunicación y dejarles saber a tus hijos que siempre pueden hablar contigo acerca de todo; que siempre los vas a escuchar y que a pesar de lo que digan no te vas a molestar o decepcionar, porque quieres lo mejor para ellos.

Es mejor ser honesta con ellos y no tratar de esconderles cosas, porque los jóvenes son más inteligentes de lo que nosotros pensamos. Son muchas las posibilidades de que ellos ya sepan que estás de noviazgo con alguien. Muchas veces la rabia y el estrés vienen del hecho de que no les estás diciendo qué está pasando.

Algunos niños nunca estarán listos para ver a sus padres con alguien más, incluso cuando son mayores y tienen su propia familia. En algún momento debes de tener tu propia vida, porque lo cierto es que no puedes vivir por tus niños para siempre, ellos van a crecer.

Si ves que estás llegando al punto de que tus hijos te están controlando, explícalesque tú los amas y que ellos siempre están primero, pero que necesitas salir y buscar tu propia felicidad también, sin su permiso.