Confusión, caos y ‘vibras’ en el caso de los Espada

Confusión, caos y ‘vibras’ en el caso de los Espada
Pedro Espada Jr. habla con la prensa luego de otro día sin veredicto.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

Nueva York.- El décimo día de deliberaciones en el caso que se sigue contra Pedro Espada Jr. y su hijo Pedro G. Espada transcurrió en medio de confusiones, caos, sorpresas y envío de energías.

Familiares y amigos de los Espadas llegaron a la corte vistiendo prendas de color rojo y negro: “Son una gran fuente de energía para abrirnos los caminos de la justicia, significan protección, fe en la meta de justicia que buscamos y que yo se que Dios Jesucristo nos va a dar”, explicó Espada.

Alrededor del medio día el jurado envió una nota preguntando al juez si podían entregarle un veredicto parcial, cómo tenían que hacerlo y si lo tenían que leer en la corte. El juez Frederick Block entendió la nota como veredicto y así lo transmitió a la sala. Cuando estos llegaron les pregunto por el mismo y la portavoz del jurado respondió sorprendida que no habían llegado a uno, confirmándolo con otra jurado. Este intercambio llevó al juez a preguntar quién era la portavoz.

En la tarde enviaron otra nota solicitando terminar la sesión a las 4:45pm y reanudarla el lunes, lo que hizo que el juez Block se reuniera con fiscalía y la defensa para ponerse de acuerdo sobre cuáles iban a ser sus instrucciones. Por la fiscalía, Todd Kaminsky, solicitó que se permitiera al jurado seguir deliberando y que cualquier otro tipo de instrucción podría interferir en que llegaran a un veredicto. Mientras que por la defensa, Susan Necheles solicitó que se explicase al jurado que si no llegan a un veredicto la ley no requiere que continúen deliberando.

En la sala existe la impresión de que cuando el jurado indicó el miércoles que no podían llegar a un veredicto y el juez les pidió que continuaran, pueden haber interpretado erróneamente que están obligados a llegar a un veredicto.

Ya con el jurado en la sala y tras un momento de relajo porque faltaba uno de ellos, el juez Block no incluyó en sus instrucciones el punto de la defensa de que no están obligados a llegar a un veredicto.

“Nos parece a nosotros por las notas que el jurado está confuso… esperamos que lleguen a un veredicto de inocencia pero si no logran un acuerdo no pueden seguir deliberando para siempre. Han estado dos semanas y eso es mucho tiempo”, declaró Necheles a la prensa.