Exigen el fin de Comunidades Seguras

Activistas aseguran que eliminar el programa sería un gran regalo para las madres

Chicago/EFE – La Alianza Nacional de Comunidades Latinoamericanas y Caribeñas (NALACC) dijo ayer que “un regalo valioso” del Gobierno para las madres inmigrantes en Estados Unidos sería la cancelación del programa Comunidades Seguras de Inmigración.

“Eso traería un grado de paz y tranquilidad del cual se carece ahora”, dijo en un comunicado la presidenta de la alianza, Ángela Sanbrano.

El comunicado, divulgado en Chicago , dice que “la separación forzada de sus hijos y demás seres queridos, a consecuencia de la aplicación rigurosa de ley de inmigración ahora vigente sigue trayendo dolor a millones de madres inmigrantes”.

Juvencio Rocha Peralta, Presidente de la Asociación de Mexicanos de Carolina del Norte y vicepresidente de NALACC, dijo por su parte que además de “la obsoleta e injusta ley federal de inmigración”, que en EE.UU. “se aplica ciegamente sin reparar en sus vacíos éticos y morales”, los inmigrantes y sus familias enfrentan el desafío adicional de leyes antiinmigrantes en muchas localidades y estados de la nación.

“Los inmigrantes hemos sido demonizados por sectores políticos motivados por el prejuicio y el odio como los responsables del deterioro económico, social y político de las últimas décadas”, afirmó.

El comunicado señala además el caso del corredor migratorio Centroamérica-México-Estados Unidos, donde “el frecuente e impune irrespeto a los derechos elementales de las personas migrantes conlleva a abusos físicos, violaciones, secuestros, desapariciones e incluso ejecuciones sumarias”.

“Aspiramos a un mañana en cual el paradero de todos los inmigrantes desaparecidos sea esclarecido, los culpables sean llevados a la justicia y donde las leyes migratorias dejen de ser causa de dolor para las personas migrantes y sus seres queridos”, afirma.

NALCC se ha sumado a acciones de denuncia en México, Honduras y El Salvador, como parte de un esfuerzo regional que busca “reivindicar el valor de cada inmigrante, su derecho a la justicia y el castigo de los responsables de los abusos cometidos en su contra”.

El gobierno estadounidense debe hacer cambios más sustanciales en el programa Comunidades Seguras y cumplir las promesas de usar la sensatez en casos pendientes de deportación, pidió el periódico The New York Times.

Señaló que pese a que el gobierno del presidente Barack Obama anunció en abril pasado un plan para reformar el programa Comunidades Seguras, que obliga a la policía estatal y local unirse y ampliar la búsqueda de indocumentados, éste no redujo el número de detenciones.

El número de deportaciones alcanzó ya la cifra récord de 400 mil al año, afirmó The New York Times.