Asambleísta no predicó con el ejemplo

Roger Hernández es autor de severa iniciativa contra conductores ebrios.
Sigue a El Diario NY en Facebook

SACRAMENTO.– El asambleísta demócrata de Baldwin Park, Roger Hernández quien en marzo pasado fue arrestado por conducir bajo los efectos del alcohol es al mismo tiempo el autor de un polémico proyecto de ley que permitiría a los sentenciados por manejar ebrios como es su caso, aplicar horas del empleo regular como servicio comunitario para no ir a la cárcel.

Es decir que el asambleísta Hernández cuya sentencia será dada a conocer a fin de mes podría pagar su condena con su trabajo como legislador, una jornada que a menudo incluyen elegantes cenas de recaudación de fondos.

Aunque la propuesta AB2117 fue presentada por Hernández el 23 de febrero pasado a poco menos de un mes de que la policía de Concord, una ciudad en el este de la Bahía de San Francisco, lo arrestara, le saldría muy conveniente y de beneficio propio.

El mes pasado la policía reveló que los exámenes de sangre arrojaron que Hernández manejaba legalmente intoxicado con 08% de alcohol.

Al salir los resultados de sus exámenes que fueron requeridos por el propio Hernández quien se negó a someterse al alcoholímetro, éste se disculpó.

“Mostré poco juicio al pensar que estaba lo suficientemente sobrio después de tomarme un par de bebidas en el curso de la tarde. Si hubiera pensado que estaba mental o físicamente incapacitado para manejar, no me habría puesto frente al volante”, argumentó el asambleísta quien además manejaba un auto oficial del estado a 83 millas de la capital del estado.

Está prohibido que estos autos se conduzcan más allá del área de Sacramento.

Pese al incidente, Hernández ha seguido adelante con su proyecto de ley. Normalmente la sanción de cárcel para un conductor ebrio puede ser reemplazada por trabajo comunitario como recoger basura a los lados de la carretera, quitar grafiti de las paredes o hacer trabajo en centros para ancianos. En su propuesta AB2127, Hernández plantea que además de ese tipo de trabajo, los sheriffs acepten el empleo del sentenciado por conducir ebrio.

Según el Código Penal de California 4034.2, cada día de participación en un programa de trabajo comunitarios puede ser cambiado por un día de cárcel.

“Es una mala política porque permitiría la liberación temprana de la cárcel aún de personas que han lastimado a otras, y les autorizaría a obtener créditos por las horas de su empleo”, indicó Silas Miers de la organización MADD.

MADD tiene una campaña en contra de la medida y mantiene una invitación abierta en su portal para que la gente escriba en contra.

El proyecto de ley ya fue aprobado por la Asamblea y en el Comité de Seguridad Pública del Senado. Se espera que sea debatida en el pleno del Senado la próxima semana.

La Opinión contactó a la oficina del asambleísta Hernández para preguntarle si planeaba hacerse a un lado de esta pieza legislativa y si no la consideraba un conflicto de interés.

A través de un comunicado, Hernández sólo respondió que estaba consciente de las preocupaciones de MADD.

“Estoy comprometido a trabajar con la Asociación de Sheriffs y otros para asegurar que atendamos sus preocupaciones completamente. Tengo muchas esperanzas de que alcanzaremos un consenso con MADD para avanzar en ese importante asunto de seguridad”, indicó.

El arresto de políticos estatales que manejan bajo los efectos del alcohol no es nuevo. En 2010 fue arrestado el entonces senador de Bakersfield Roy Ashburn. En junio del 2011, el asambleísta republicano Martin Garrick de Carlsbad; y meses más tarde, en octubre de ese año fue arrestada la directora de Finanzas del Estado, Ana Matosantos. Esta última fue la única que presentó su renuncia de inmediato, la cual no fue aceptada por el gobernador Jerry Brown.