Caminata por el Sida: vital para latinos

Entrevista con Marjorie Hill, presidenta de la organización GMHC que realiza el evento
Caminata por el Sida: vital para latinos
Se espera que en la Caminata por el Sida de este domingo participen más de 45,000 personas, incluidos muchos hispanos.
Foto: Adam Fredericks

Nueva York – Este domingo 20 de mayo se realizará en el Parque Central de Nueva York la ‘Caminata por el Sida’ (‘AIDS Walk New York 2012‘), el evento de recaudación de fondos para la lucha contra el VIH/Sida, más grande y antiguo del mundo. Por tal motivo hablamos con la doctora Marjorie Hill, presidenta ejecutiva de la organización ‘Gay Men’s Health Crisis’ (GMHC), que patrocina y realiza el importante evento.

-¿Por qué la Caminata es tan importante para nuestra comunidad?

-Desafortunadamente 1.2 millones de estadounidenses están viviendo con VIH y la ciudad de Nueva York sigue siendo el epicentro de la epidemia y el AIDS Walk nos provee de fondos muy importantes para ayudarnos a realizar el trabajo de enviar nuestro mensaje de educación y prevención.

-¿Cuál es su meta este año?

-El año pasado recaudamos 6.4 millones (de dólares), y esperamos reunir incluso más dinero. Lo importante de estos dólares es que nos ayudan a cerrar la brecha, porque el gobierno no está haciendo tanto como solía hacer y ha habido grandes recortes en la prevención. Nosotros usamos dinero de la Caminata para hacer campañas tanto en inglés como en español para educar a la comunidad con mensajes culturalmente relevantes, que sean enviados de una manera que la gente los oiga y entiendan bien para que lo puedan usar.

Una tercera parte de las 11,000 personas a las que GMHC sirve pertenecen a la comunidad latina. Por muchos años ha sido una prioridad para nosotros asegurarnos de darles servicios y ayuda culturalmente adecuados a esa comunidad. Y el éxito de la Caminata nos va ayudar a seguir haciendo eso.

Estaremos haciendo pruebas de VIH gratis en el parque, porque una de cada cinco personas que están viviendo con VIH ahora mismo no sabe que tienen el virus, y al no saberlo no se están protegiendo a ellos mismos, no están protegiendo a sus seres queridos, y no están recibiendo atención médica necesaria.

-Han pasado 30 años desde que comenzó la epidemia y mucha gente piensa que la crisis del VIH/Sida ha llegado a su fin. ¿Qué opina de eso?

-Es cierto. Mucha gente cree que ya no hay una crisis. Hay algunos que erróneamente están pensando que porque tenemos nuevos tratamientos, hay de hecho una cura. Si bien las cosas están mejor que hace 30 años, aún no hay una vacuna contra el Sida. La educación y la prevención siguen siendo las mejores herramientas en esta lucha.

– ¿Por qué en Nueva York las minorías, especialmente los hispanos, siguen siendo los más afectados?

-Eso es absolutamente correcto. Los neoyorquinos latinos y afroamericanos están desproporcionadamente impactados por el VIH/Sida. Parte de las causas es que no todos tienen acceso a medicinas y mensajes de prevención, y sus proveedores de salud no son siempre competentes culturalmente o no hablan el idioma. Por esa razón no está llegando el mensaje a los que más lo necesitan.

También hay un gran estigma en esa comunidad, y la gente se rehúsa a hablar sobre VIH/Sida. Un eslogan al principio de la epidemia decía que el “silencio es igual a la muerte”. Ese silencio está matando a individuos en las comunidades de color, porque los latinos y afroamericanos no se hacen la prueba y descubren que son VIH positivo en un punto más avanzado de la enfermedad.

-Los jóvenes creen que el VIH es una enfermedad controlable y que si se infectan no van a morir.

¿Qué piensa?

-Eso es correcto, y en parte se debe a que la gente joven piensa que es indestructible y no se preocupa de enfermarse del todo. En los primeros años vimos a gente que desafortunadamente venía a GMHC buscando ayuda porque estaban muriendo y los ayudábamos a morir con dignidad. Hoy estamos ayudando a la gente a vivir con dignidad, pero mucho de los que vienen presentan retos en vivienda, violencia doméstica e inmigración, por lo que a pesar de tener el virus, su principal preocupación no es el VIH.

-¿Cuál es su mensaje para los jóvenes latinos?

-Es importante hacerse la prueba y saber cuál es su estatus. GMHC provee pruebas gratis, pero no importa a donde vayan, pero que se hagan la prueba. Si se enteran que son positivos que busquen la ayuda que necesitan, y si son negativos, que también busquen la ayuda necesaria para mantenerse negativos.

Pedro.frisneda@eldiariony.com