Darán batalla a Comunidades Seguras

Los 'Dreamers' de NY alistan campaña para hacer frente a las deportaciones
Darán batalla a Comunidades Seguras
Estudiantes indocumentados temen que la reactivación de Comunidades Seguras incremente el número de deportaciones.
Foto: ap

Nueva York – Jóvenes indocumentados van a ser las principales víctimas de las detenciones y deportaciones del programa Comunidades Seguras, adviertieron varios activistas sobre el plan de seguridad de la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), reactivado ayer en Nueva York.

“Los dreamers (estudiantes indocumentados) seremos afectados desde todo punto de vista, porque aunque no nos deporten, siempre le puede pasar a un familiar o amigo”, destacó Yajaira Saavedra, fundadora de Dream Scholars.

“No sólo los jóvenes, sino nuestros padres que no hablan inglés están en la mira de estos operativos”, advirtió la portavoz del New York State Youth Council (NYSYC), Daniela Alulema.

Según Saavedra, no hay diferencia en el impacto de este programa en las familias inmigrantes y cómo la polémica ley SB1070 contra la inmigración ilegal en Arizona siembra temor entre estas comunidades.

“Es alarmante porque, a juzgar por el pasado, seguirán deportando inocentes”, explicó quien clama porque el presidente Barack Obama frene Comunidades Seguras en el país. Las autoridades federales esperan que se aplique en todo el territorio nacional en 2013.

En respuesta, la National Inmigrant Youth Alliance y NYSYC pondrán en marcha la campaña Secure your own community (Protege a tu propia comunidad). “Queremos educar a nuestros miembros y enseñarles cómo detener deportaciones de familiares y amigos”, manifestó Alulema.

El NYSYC multiplicará fuerzas preparando a la gente para realizar el proceso legal de pelear una orden de deportación, basado en cómo frenaron la expulsión del país de jóvenes como el salvadoreño Julio Hernández, el uruguayo Max Medina y la bangladeshi Nadia Habib.

El proceso de instrucción ya se inició entre los miembros de ambas organizaciones, a quienes se les está entrenando para escribir peticiones, manejar relaciones con el ICE y lograr el respaldo de legisladores y medios.

“Debemos prepararnos, porque lo que vemos en la práctica con las deportaciones es muy distinto a lo que dice el presidente Obama”, puntualizó Alulema.