EEUU pide a Honduras investigar rápido el asesinato

Sigue a El Diario NY en Facebook

Tegucigalpa/EFE – Estados Unidos instó ayer al Gobierno de Honduras a que investigue de forma rápida, exhaustiva y transparente el asesinato del periodista Alfredo Villatoro, coordinador de noticias de una de las emisoras más importantes del país, el cual había sido secuestrado el pasado día 9.

El encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa, Matthias Mitman, reclamó al gobierno que identifique a los autores del asesinato para que “rindan cuentas por sus crímenes” y le ofreció el apoyo estadounidense “a medida que la investigación se lleva a cabo”.

“Una prensa libre es un componente integral y esencial de una sociedad democrática. Como un respetado periodista y generador de opinión, Alfredo Villatoro jugó un papel crucial para informar al pueblo hondureño”, añade la declaración de prensa.

El diplomático norteamericano señaló que para que los colegas de Villatoro continúen su trabajo, “la prensa debe ser libre para realizar su función sin temor, intimidación, amenazas o violencia”.

Villatoro, de 47 años, era coordinador de noticias de la radio HRN.

“Los Estados Unidos mantienen su compromiso para trabajar con nuestros socios hondureños en el Gobierno, la sociedad civil, el sector privado y los medios de comunicación para crear una Honduras más segura y próspera”, indicó Mitman.

Francia también condenó ayer “con la mayor fuerza” el asesinato del periodista Villatoro Rivera y transmitió su solidaridad a la familia y a la emisora de radio que codirigía el comunicador.

El Ministerio francés de Exteriores mostró su preocupación por la violencia “mortífera” que golpea a los periodistas hondureños y reiteró la necesidad de que se esclarezcan tanto este crimen como los precedentes asesinatos de reporteros, que “ponen en grave peligro la libertad de prensa” en el país centroamericano.

Otro periodista hondureño, Erick Martínez, fue asesinado en las cercanías de Tegucigalpa el pasado día 7.

Honduras registró en 2011 una tasa anual de homicidios de 86,5 por cada 100,000 habitantes, una de las más altas del mundo, y los periodistas no escapan a esa desmedida violencia.

Entre 2003 y este año han muerto en forma violenta 29 informadores en Honduras, 23 de ellos desde 2010, sin que ningún caso haya sido resuelto por las autoridades, según el estatal Comisionado de los Derechos Humanos.