Paliza de Toronto a los Yankees

TORONTO/AP – Edwin Encarnación ligó un vuelacercas de tres carreras, J.P. Arencibia agregó un jonrón de dos y los Azulejos de Toronto vapulearon anoche por 8-1 a los Yankees de Nueva York.

El dominicano José Bautista y Kelly Johnson aportaron sendos cuadrangulares solitarios como parte del castigo de los Azulejos contra el derecho Hiroki Kuroda al que le anotaron siete carreras, el peor registro en su carrera.

El derecho Kyle Drabek (3-4), luego de cuatro aperturas seguidas con derrotas, salió triunfante al diseminar tres imparables en más de siete episodios. Ganó por primera vez desde el 15 de abril, contra Baltimore. Dio cuatro bases por bolas y consiguió cinco ponches. Arencibia conectó tres inatrapables y anotó dos veces, con lo que ayudó para que Toronto dejara atrás tres derrotas al hilo. Los Azulejos ganaron por séptima ocasión en sus últimos 11 partidos en casa contra los Yankees.

Kuroda (3-5) toleró ocho imparables en más de cinco innings, además de tres jonrones que es el mayor número que permite en la temporada. Entregó dos boletos y repartió seis ponches.

Por los Azulejos, los dominicanos Bautista de 3-1 con dos anotadas y una impulsada, Encarnación de 4-3 con una anotada y tres remolcadas. El venezolano Omar Vizquel de 3-0.

Por los Yankees, el dominicano Robinson Canó de 3-1 con una anotada.

SUSPENDIDO LAWRIE. El tercera base de los Azulejos Brett Lawrie fue suspendido cuatro juegos tras protagonizar un altercado, en el que al arrojar su casco de bateo acabó pegándole a un umpire.

CASO CLEMENS. Brian NcNamee reconoció que la primera vez que Roger Clemens le pidió ayuda con una “inyección en el trasero” el estelar pitcher no utilizó específicamente la palabra “esteroides”.

Durante el contrainterrogatorio del abogado de Clemens, McNamee dijo que asumió que Clemens se refería a esteroides cuando le pidió una inyección mientras lanzaba con los Azulejos de Toronto en 1998. El preparador físico señaló que tenía la impresión de que Clemens ya utilizaba esteroides.