El Infiniti M56 es un gran competidor

Guía de Regalos

El Infiniti M56 es un gran competidor
El nuevo Infiniti M56 viene en tres modelos de lujo con motores de 6 y 8 cilindros.
Foto: foto infiniti

Nueva York – Mas de dos décadas han pasado desde Infiniti lanzó su primer producto oficialmente el 8 de noviembre de 1989 en los Estados Unidos. La estrategia de Nissan fue similar a la de las empresas Honda y Toyota, que crearon sus propias marcas de lujo Acura y Lexus, para competir con Mercedes Benz, Cadillac, BMW y Lincoln. La marca no se utiliza en Japón al tener Nissan modelos equivalentes de Infiniti en el país.

La línea M de Infiniti M esta dentro de los sedanes medianos de lujo que trae tres niveles de equipamiento: M37, M56 y M35h.

Vayamos al M56. El motor de nuestro carro se encuentra acoplado a una transmisión automática de siete velocidades que envía la fuerza a las ruedas traseras, aunque también está disponible una versión con tracción a las cuatro ruedas. La transmisión también permite cambios manuales, los cuales se realizan a través de unas paletas colocadas detrás del volante.

La calidad de los interiores de este auto es destacada. La piel, la madera, las luces, los acentos en metal, todo es refinado y se acompaña maravillosamente con buenas dosis de espacio y tecnología. Tiene el espacio y la tecnología para competir con los mejores carros europeos. La cabina es muy espaciosa, ofreciendo un generoso espacio para los ocupantes. La acústica en la cabina es armoniosa, los ruidos externos no se filtran hacia la misma, lo que permite disfrutar de la comodidad interior en todo momento.

El M 56 esta lleno de tecnología, se denomina Technology Package. Viene de serie con frenos antibloqueo, control de estabilidad y tracción, airbags laterales delanteros, airbags laterales de cortina y reposacabezas activos. Incluido en el paquete de la tecnología esta un sistema de advertencia de colisión frontal con el Intelligent Brake Assist.

Trae el control de crucero adaptativo, un aviso de cambio involuntario de carril, el sistema de prevención de accidente, un sistema de alerta de puntos ciegos, un sistema de advertencia de colisión frontal, faros adaptativos y el ‘pedal ecológico’, que proporciona información al conductor para fomentar el eficiente control de combustible.

Hablando de tecnología, es difícil pensar en un rival que mejore al M56 para todo el entretenimiento disponible que trae. Es inmensa la tecnología de confort y seguridad que se puede tener una vez que revise todas las casillas de las opciones. Trae de serie una cámara de vista trasera, Bluetooth una interfaz para iPod y radio por satélite. En particular, la navegación Infiniti y las interfaces de audio son algunos de los más fácil de usar en el mercado. Desde dentro la visibilidad es generosa hacia cualquier lado.

El M56 suma un sistema de navegación ultramoderno, con el tráfico en tiempo real, reconocimiento de voz, asientos delanteros con calefacción y ventilación, un volante con calefacción y un sistema Bose de 10 bocinas.

El M56 tiene poco o nada negativo, quizás lo que noté es la combinación de una suspensión deportiva y llantas de 20 pulgadas, que resulta en una marcha firme que quizás no se ajustan a muchos compradores en el segmento de lujo, que compiten dentro del mismo, como el BMW Serie 5, el Mercedes-Benz Clase E- y el Audi A6 que reaccionan a la carretera mas suavemente. Un poco más abajo en su competencia esta el exitoso Hyundai Génesis.

Si lo vemos bien, el M56 fue concebido para quienes gustan de conducir un producto de calidad y refinamiento, pero sin olvidar la dosis de adrenalina que puede producir un vehículo deportivo.