Encuentran a 21 cadáveres

Cuerpos mutilados fueron detectados ayer en la ciudad siria de Homs

Guía de Regalos

Encuentran a 21 cadáveres
Un grupo de personas huye por su seguridad tras escucharse varios disparos en una zona de Idlib, Siria.
Foto: AP

JERUSALÉN, Israel (Notimex).- Al menos 21 cadáveres mutilados fueron hallados ayer en el barrio Shammas, en la ciudad siria de Homs, en un nuevo ejemplo de la represión ejercida por el presidente Bashar al-Assad, quien insiste en que su régimen es apoyado por la población.

Las víctimas eran civiles que fueron atacados con armas de fuego y cuchillos, informaron fuentes de la oposición, que atribuyeron la masacre a las fuerzas leales al régimen de Al-Assad.

Un grupo de la oposición difundió un video con imágenes de los cuerpos y advirtió que las tropas sirias arrestaron a unas 200 personas en la misma zona, en una nueva jornada de violencia a pesar del cese al fuego que entró en vigor el pasado 12 de abril.

En otro episodio de violencia, cinco personas murieron este miércoles, incluido un niño, durante un ataque de la artillería pesada del ejército que bombardeó la localidad de Khan Sheikhoun, en la provincia de Idleb, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los centros que documentan la violencia en Siria reportaron la víspera la muerte de al menos 43 civiles, 21 de ellos en un ataque de las fuerzas sirias contra una procesión fúnebre en la provincia de Idleb.

El ataque contra el cortejo fúnebre coincidió con la visita a la zona de observadores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), algunos de cuyos vehículos resultaron dañados tras ser alcanzados por un proyectil.

El presidente sirio se mostró este miércoles indignado con la ONU por criticar a su régimen y no a los terroristas que han perpetrado en las últimas semanas violentos atentados que han costado la vida a civiles inocentes.

“Ellos [los observadores de la misión del enviado internacional Kofi Annan] sólo hablan de la violencia por parte de las autoridades. Ni una palabra sobre los terroristas. Seguimos esperando”, dijo Al-Assad en una entrevista a la televisión rusa Rossiya 24.

Al mismo tiempo, el mandatario sirio volvió a restar importancia este miércoles a los opositores agrupados en el Consejo Nacional Sirio (CNS) al afirmar que no tienen ningún peso político en el país y poner en tela de juicio su legitimidad.

“Su llamamiento a boicotear las elecciones [parlamentarias] equivale al boicoteo del pueblo. ¿Acaso es posible boicotear a la gente que crees representar? No pienso que ellos tengan algún peso e importancia dentro de Siria”, manifestó.

La Comisión Electoral de Siria anunció que la participación electoral fue de 51%y que el Partido Baaz, en el poder sirio desde hace medio siglo, se impuso en los comicios legislativos al obtener más del 60%de las bancas.

A su juicio, los resultados de las elecciones legislativas del pasado 7 de mayo demostraron que “el pueblo de Siria sigue apoyando la política de reformas anunciada hace un año” y que “la mayoría avala al actual régimen”.

Sin embargo, el jefe de los servicios secretos militares de Israel, general Avi Kochavi, consideró que el destino del régimen sirio está “signado” y que su caída es “sólo cuestión de tiempo”, según reportó el diario israelí Haaretz.