Música disco pierde a su diva

Guía de Regalos

NUEVA YORK/AP – La reina del disco Donna Summer, cuyos himnos ‘Last Dance’, ‘Love to Love You Baby’ y ‘Bad Girls’ se convirtieron en la banda sonora de la era de sexo, drogas y baile de los años 70, ha muerto. Tenía 63 años.

Su familia difundió un comunicado diciendo que Summer falleció la mañana de ayer y que estaban “en paz celebrando su extraordinaria vida y continuo legado”.

“No hay palabras que puedan expresar cuánto apreciamos sus oraciones y su amor por nuestra familia en este sensible momento”, dice la misiva. Summer estaba viviendo en Englewood, Florida, con su esposo, Bruce Sudano.

La cantante alcanzó prominencia cuando la música disco empezaba a florecer y llegó a definir la era con una cadena de éxitos y su atractiva belleza.

La música disco fue ampliamente definida tanto por su voz sensual y seductora -sus gemidos y suspiros de alcoba- como por el incesante ritmo de la música misma.

“Love to Love You Baby’, con sus gemidos eróticos, fue su primer éxito y una de las canciones más escandalosas de la era del poliéster y los zapatos de plataforma.

A diferencia de otras estrellas que se marchitaron al menguar la popularidad el género, Summer fue capaz de ir más allá reinventándose con un sonido de pop rock. Se apuntó uno de los éxitos más grandes de los 80 con ‘She Works Hard For The Money’, que se convirtió en otro himno, esta vez por los derechos de las mujeres.

Poco después se hizo cristiana renacida y enfrentó controversia cuando fue acusada de hacer comentarios anti-gay en relación con la epidemia del sida. Summer negó haber hecho tales comentarios, pero fue objeto de un boicot.

Aun así, y pese a que la música disco pasaba de moda, siguió presente en las discotecas.