Niegan visa humanitaria a familia de ecuatoriano

El hispano sigue conectado a respirador artificial tras ser atropellado en Brooklyn

Guía de Regalos

Niegan visa humanitaria a familia de ecuatoriano
Leonardo Tacuri se debate entre la vida y la muerte en una habitación del Lutheran Medical Center de Brooklyn donde espera la visita de sus familiares.
Foto: damaso gonzalez / especial para edlp

Nueva York – Desamparado, sin que alguien vele por su estado, con apenas una imagen de la Virgen de las Nubes y un crucifijo del Cristo de la Misericordia al lado, se encuentra el trabajador ecuatoriano, Leonardo Tacuri, en una habitación del hospital Lutheran Medical Center de Brooklyn. Tacuri fue atropellado el pasado 10 de abril en las calles de Brooklyn y sus familiares no han podido viajar a Estados Unidos.

El hecho se registró en horas de la tarde en las inmediaciones de la calle 64 y Avenida 4, en Brooklyn. A partir de esa fecha, el joven ecuatoriano ha permanecido con vida gracias a un respirador artificial y se encuentra en estado de coma.

Sólo tres amigos lejanos saben de la existencia de Tacuri, pero ninguno se atreve a hacer algo ante el temor de que sus visitas al hospital le sean negadas. Sólo ‘Juan’ se atrevió a revelar la situación que rodea al joven ecuatoriano, no sin antes solicitar el ocultamiento de su verdadero nombre.

“Leonardo es una persona muy pobre y es originario de Azuay, Ecuador. Su familia difícilmente puede demostrar ante las autoridades consulares de Estados Unidos que tienen solvencia económica”, dijo el amigo.

Desde el día del accidente, los familiares de la víctima comenzaron a hacer peticiones al consulado estadounidense en Guayaquil para que al menos uno de sus miembros pudiese venir a Nueva York para hacerse cargo de su hermano. Sin embargo, la respuesta ha sido negativa.

“Es increíble que hagan eso a los inmigrantes”, dijo Diego Tacuri, en entrevista telefónica en Ecuador. “Les hemos dicho a la gente del consulado que no hay nadie en Nueva York y que mi hermano se encuentra postrado en la cama inconscientemente. Les hemos pedido que por lo menos nos den una visa para que mi hermana vaya a Nueva York y nada”.

Pese a solicitar una explicación sobre las razones de no otorgarles una visa humanitaria, Tacuri sólo recibió un mensaje en donde la oficina consular norteamericana aducía no tener suficientes argumentos como para emitir una visa de esas características.

Un comunicado enviado por el Consulado de EEUU en Guayaquil indicó que con base en la sección 214 (b) del Acta de Inmigración de los Estados unidos, los solicitantes no lograron llenar los requisitos que se les pidió en el momento de llevarse a cabo la entrevista, incluyendo los motivos de su visita a los Estados Unidos.

Sin embargo, Tacuri fue más allá y culpó directamente a las autoridades del hospital en donde se encuentra internado su hermano. “Pienso que la culpa la ha tenido la gente del hospital, pues únicamente se molestaron en enviar una carta en donde confirman que mi hermano está hospitalizado, pero nunca especifican cuál es verdadero problema. Por eso que creo que nos negaron la visa”, dijo.

Llamadas realizadas a Helen Hernández, directora asistente de dicho hospital y quien está a cargo del caso, no fueron retornadas. Sin embargo, una carta obtenida por este rotativo comprueba lo dicho por el hermano de la víctima. Acusó además a las autoridades del gobierno de Ecuador de ignorar la situación de su hermano. “Supuestamente nos iba a ayudar la Secretaría Nacional del Migrante (SENAMI), pero sólo nos han dicho que la única forma de hacerlo es cuando mi hermano muera”, dijo Tacuri.

Georgeline Paredes, encargada de prensa de la SENAMI en Nueva York, negó las acusaciones vertidas por los familiares de la víctima.

“Eso es mentira. Nosotros hemos enviado un comunicado desde un principio y hemos explicado las acciones que hemos llevado a cabo, como contactar a las autoridades consulares”, mencionó Paredes.

Cabe recordar que Tacuri, de 43 años y padre de dos hijos, llegó al nosocomio el pasado 10 de abril, después de que un auto lo golpeara en la cabeza y otras partes del cuerpo.

“La verdad que todo esto es traumático. Mis hermanos aquí en el Ecuador están ansiosos y muy preocupados y no saben qué hacer”, expresó Tacuri. “No sabemos a quién acudir, pues nosotros somos gente muy pobre”, acotó.