Latinos se recuperan bailando

Chicago – La pasión por el merengue ha convertido al boricua José Maldonado en todo un maestro de baile. Él tiene a su cargo 35 alumnos que son sobrevivientes de derrames cerebrales. Pese a las lesiones causadas por este mal ellos tienen la convicción de que ejercitándose a través de danzas tropicales pueden recuperarse por completo.

A los estudiantes no les queda motivo para dudarlo, ya que tienen como ejemplo a su maestro de baile quien sufrió un derrame cerebral hemorrágico hace nueve años, mal que lo dejó postrado en una silla ruedas sin poder hablar ni moverse. Hasta tenían que darle de comer en la boca, pues la hipertensión arterial que padecía le cobró la factura.

Según Maldonado, de 56 años, el apoyo de su familia y la perseverancia en su tratamiento fueron la clave para su recuperación. Hoy por hoy trabaja en su negocio de computadoras y en sus tiempos libres mueve el esqueleto como un danzante profesional.

“Recibía terapia seis horas diarias porque quería volver a caminar, mi familia quedó impactada por lo que me pasó y por ellos puse más empeño en mi recuperación, ahora participo en grupos de apoyo demostrándole a los pacientes que sí es posible volver a caminar”, testificó Maldonado.

En mayo se conmemora el mes de la concientización sobre la presión arterial alta y los derrames cerebrales. Como forma de prevenir esta letal patología, el Departamento de Salud y Servicios Humanos conduce una iniciativa nacional llamada Million Hearts que busca motivar a los ciudadanos a tomar decisiones saludables y mejorar el cuidado de salud de las personas que necesitan tratamiento.

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades el 72% de los hispanos que han tenido un derrame cerebral padecía de hipertensión. Es por eso que dicha anomalía es la cuarta causa principal de muerte en la población hispana.