El campeón está enfermo

Chivas USA gana el Súper Clásico de LA a un Galaxy que ya suma 6 derrotas

Guía de Regalos

El Galaxy, actual campeón de la MLS, pasa por uno de los peores momentos de su historia, y ayer fue presa de Chivas USA, que le ganó el Clásico Angelino por marcador de 1-0 en el Home Depot Center.

Este tropiezo significó para los galácticos su sexta derrota de la temporada para ocupar en el penúltimo lugar del Oeste con 11 puntos.

La victoria representó para el cuadro rojiblanco la primera de la temporada en el inmueble de Carson y de paso le sirvió para romper una racha de 6 derrotas consecutivas en el Súper Clásico de Los Ángeles.

El Rebaño no le ganaba al Galaxy desde la temporada 2007.

Con el gol de penalti conseguido por José Correa al 72′, Chivas USA llegó a 13 puntos para situarse en el séptimo lugar de la Conferencia del Oeste.

Por Chivas USA iniciaron los dos refuerzos que consiguieron durante la semana: en la delantera se presentó Juan Agudelo y en la zaga hizo lo propio Danny Califf.

El Galaxy sufrió la ausencia del capitán de la selección de Irlanda, Robbie Keane, quien padece de una molestia muscular.

El irlandés ya no verá acción en la MLS hasta que termine su compromiso en la Eurocopa 2012 que inicia el 8 de junio.

David Beckham, quien hace dos días recibió en Atenas la antorcha olímpica para después trasladarla a Inglaterra, inició el partido en la banca y entró al juego hasta el 73′.

El primer tiempo del partido fue un concierto de pelotazos que demostró la inoperancia de ambos equipos para crear un futbol rápido y espectacular.

Los pases laterales, los avanzas lentos, los balones divididos crearon un partido carente de calidad y que estuvo muy lejos de encender el ánimo entre los 18,800 mil espectadores que asistieron al HDC.

A falta de buen futbol, las “Chivas Girls” fueron las encargadas de ponerle sabor a la velada de anoche.

Con su brasier rojo, minifalda del mismo color y botas largas de color blanco, las 19 jóvenes arrancaron suspiros, y silbidos de admiración mientras ejecutaban sus rutinas a un costado de terreno de juego.

El sonido local también trató de animar a los presentes con un grito ensordecedor de: “¡Arrrriba las Chiiiivaas!”, que era pronunciado por un hombre poseedor de una quemante voz aguardentosa.

La única oportunidad de gol que se presentó en la primera parte fue un disparo de Miller Bolaños, quien al 34′ lanzó un zapatazo que se estrelló en la base del poste izquierdo de la portería de Brian Perk.

El segundo tiempo inició con el Galaxy tratando de imponer condiciones y durante los primeros minutos acorraló al Rebaño en su propia cancha.

Después de la tempestad, el cuadro rayado logró nivelar las acciones.

En el 72′ la suerte le sonrió a Chivas USA cuando Correa conectó una volea que llevaba etiqueta de gol, pero el defensor del Galaxy, David Peres, detuvo el viaje de la pelota con la mano.

El árbitro Mark Geiger marcó la pena máxima y decretó la expulsión del Peres.

Correa cobró bien el penalti, pero fue anulado por invasión del área grande por parte de jugadores de Chivas USA; Correas ejecutó de nuevo el tiro y en esta ocasión el árbitro lo dio por bueno.

Después de esta acción, el partido volvió a caer en el pelotazo, lo que en nada ayudó a los dos equipos.