Las tarjetas telefónicas prepagadas

Guía de Regalos

Según una encuesta realizada recientemente por la revista Consumer Reports, las tarjetas telefónicas prepagadas son muy comunes en las comunidades de inmigrantes, particularmente entre los latinos, ya que “ofrecen una conexión poco costosa con los amigos y familiares en los países de origen de los inmigrantes-sin necesidad de tarjeta de crédito”.

De acuerdo a la investigación, las llamadas realizadas con esas tarjetas pueden ser sustancialmente menos caras que las que se hacen desde una línea telefónica fija tradicional. A partir de su estudio, Consumer Reports elaboró una serie de consejos para los consumidores con el objetivo de lograr que el dinero invertido en tarjetas telefónicas prepagadas les rinda más:

Considere usar servicios alternativos, como llamadas por Internet.

Muchos ofrecen una experiencia mejor en llamadas internacionales que las tarjetas telefónicas. Las compañías de teléfonos también pueden ofrecer planes mensuales de bajo costo.

Considere sus patrones de llamadas antes de escoger una tarjeta. Si usted por lo general hace llamadas internacionales, una tarjeta con tasas bajas por minuto y tarifas modestas de conexión puede ser una buena opción. A menos que usted planee usar todos o la mayor parte de los minutos de la tarjeta en una llamada, evite las que cobran tarifas de

mantenimiento y cargos después de llamar.

Si hace pocas llamadas internacionales, estudie la posibilidad de comprar una tarjeta sin cargos de los minoristas nacionales, que con frecuencia se pueden investigar y ordenar por Internet. Ojo con las tarjetas que anuncian “unidades” en vez de minutos.

Si hace llamadas a un país o región en particular, busque tarjetas que anuncien buenas tasas a esas regiones. Si llama a varias regionesinternacionales, busque una tarjeta que anuncie llamadas a todo el mundo o compre más de una tarjeta específica a cada país o región.

Usted debe poder mirar la tarjeta y leer la información en el reverso; si la tienda no le permite ver la tarjeta antes de comprarla, vaya a otra parte.

Pregunte si la tienda tiene una lista pública de las tasas de la tarjeta.

Trate de comprar localmente, de manera que si hay algún problema pueda llevarla de regreso a la tienda.

Compre las tarjetas a medida que vaya usándolas, no varias de una vez.

La fecha de expiración de algunas tarjetas comienza desde su activación en la fecha de compra en la tienda. Además, los emisores de las tarjetas pueden abandonar el negocio y dejar atrás tarjetas inutilizables.

Si tiene problemas con una tarjeta telefónica y no puede solucionarlos con el emisor, repórtelo a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) y a la Comisión Federal de Comercio (FTC), o visite http://www.naag.org.