Gobierno de Guatemala ‘no dialogará’ con pandillas

El presidente de Guatemala, el general retirado Otto Pérez Molina, aseguró que su Gobierno "no dialogará" con los grupos de pandillas juveniles que operan en su país y que por el contrario perseguirá a quienes hayan cometido delitos.

Guatemala/EFE – El presidente de Guatemala, el general retirado Otto Pérez Molina, aseguró que su Gobierno “no dialogará” con los grupos de pandillas juveniles que operan en su país y que por el contrario perseguirá a quienes hayan cometido delitos.

“Nosotros no estamos dispuestos a dialogar con las maras”, enfatizó el gobernante en declaraciones a periodistas, en respuesta a una publicación de prensa que se refiere a la posibilidad de plantear una especie de tregua a las pandillas.

El diario local Prensa Libre publicó que el ministro de Gobernación (Interior), Mauricio López, ve viable una tregua y la posibilidad de impulsar un diálogo con pandilleros para frenar la violencia en Guatemala, similar al que existe en El Salvador.

Al respecto, Pérez Molina dijo que la declaración de su ministro fue mal interpretada por los periodistas

“Nosotros no vamos a buscar acuerdos con los mareros (pandilleros), nosotros los llamamos a ellos a que dejen de estar delinquiendo, pero si ya cometieron un asesinato tienen que responder ante la ley”, manifestó.

El jefe de Estado insistió- “no vamos a negociar con los mareros, vamos a negociar con la gente que esté actuando bajo la ley, pero no con los que están asesinando a los guatemaltecos”.

“Lo único que podemos hacer es perseguirlos”, advirtió el mandatario, pero no descartó que a través de organizaciones sociales se busque que cese la lucha entre las pandillas, porque su pleito por la disputa de territorios, es el que causa el mayor número de homicidios en Guatemala.

López, por su lado, aclaró que en ningún momento se ha pensado en un diálogo.

“Nuestro trabajo va orientado a romper el círculo vicioso que hace que jóvenes y niños que no tienen oportunidades, caigan víctimas del reclutamiento de las pandillas, pero, aquí, bajo ninguna circunstancia, puede haber un pacto con las maras”, aseguró.

El ministro guatemalteco, que ayer visitó El Salvador, dijo que el Gobierno de ese país, “en ningún momento ha pactado directamente con las maras”.

El esquema que impulsa El Salvador es un trabajo social que lidera la Iglesia Católica y que le ha dado resultados, pero la realidad de Guatemala es muy distinta, aseveró.

“La posición de Guatemala es luchar en contra del crimen y que se cumpla la ley”, enfatizó el ministro.

En este país centroamericano operan la Mara Salvatrucha (MS) y la Mara 18 (M-18), que según las autoridades, son las responsables del 60 % de los homicidios que se cometen en Guatemala.

López visitó ayer San Salvador para reunirse con los ministros de seguridad de Honduras y El Salvador, Pompeyo Bonilla y David Munguía Payés, respectivamente, y conocer de cerca la disminución de los asesinatos en ese país como producto de la “tregua” entre los pandilleros.