Hispano confiesa que asesinó a Etan Patz

Un hispano dijo haber asfixiado a Etan Patz, un niño de 6 años que desapareció en 1979 camino a la escuela, informó una fuente cercana al caso.

Hispano confiesa que asesinó a Etan Patz
Una mujer que no quiso identificarse confirmó ayer que Pedro Hernández residía en esta casa situada en el 116 E. Linwood Ave., en Nueva Jersey.
Foto: AP

NUEVA YORK/AP – Un hispano dijo haber asfixiado a Etan Patz, un niño de 6 años que desapareció en 1979 camino a la escuela, informó una fuente cercana al caso.

Pedro Hernández fue detenido el miércoles por la noche en Nueva Jersey y ayer fue sometido a interrogatorio en Manhattan.

Hernández trabajaba en un comercio en el barrio donde vivía Patz y se mudó a Nueva Jersey poco después de la desaparición del niño, según indicó un policía que habló bajo condición de anonimato. En el pasado había sido vinculado al caso, y los investigadores recibieron recientemente un llamado telefónico que los alertó.

Hernández confesó que engañó al niño con una soda lo llevó al sótano de una tienda en la que trabajaba y lo asfixió, después colocó el cadáver en una caja, caminó por la calle y dejó la caja en un callejón,informó ayer el comisionado de la policía Raymond Kelly. No se ha recuperado ni el cuerpo ni la caja.

“Tenía remordimientos y creo que sintió un alivio al confesar lo que hizo. Creemos que es el responsable del crimen”, agregó anoche Kelly.

Los investigadores dicen que tratan todavía de confirmar detalles de la versión. El suceso aconteció dos días antes de un nuevo aniversario de la desaparición del pequeño, el viernes, en que los detectives suelen recibir una andanada de bromas pesadas y pistas falsas.

“Les advierto que todavía hay mucho que investigar”, afirmó el alcalde Michael Bloomberg.

La versión de Hernández no está vinculada con la búsqueda en un sótano de Manhattan en abril, según un allegado a la investigación. Las autoridades dijeron que la excavación del sótano no permitió hallar huesos humanos.

Etan desapareció el 25 de mayo de 1979 cuando caminaba solo por primera vez a la parada del autobús escolar, a dos cuadras de su hogar en SoHo.

El caso de Patz llevó en 1983 al entonces presidente Ronald Reagan a declarar el 25 de mayo “Día Nacional de los Niños Desaparecidos”.