Petrolera española Repsol busca crudo en Cuba

Petrolera española Repsol busca crudo en Cuba
Una torre de perforación petrolera inicia la búsqueda de crudo debajo de las aguas de la costa norte cubana.
Foto: Javier Galeano / AP

LA HABANA – Se suponía que fuese la panacea para la economía cubana: vastas reservas de oro negro enterradas bajo el lecho marino.

Pero el primer intento en casi una década de hallar la esperada bonanza petrolera ha terminado con las manos vacías, y los dirigentes de la isla y sus asociados esperan tener mejor suerte pronto.

Los expertos dicen que no es inusual que un pozo exploratorio, como el perforado por la petrolera española Repsol a un costo de 100 millones de dólares, a 4,8 kilómetros (3 millas) de profundidad, sea infructuoso. Cuatro de cada cinco de esos pozos no hallan nada, y las empresas petroleras están preparadas para absorber las pérdidas.

Pero Cuba tiene mucho más en juego, y sólo le quedan unas pocas vueltas más a la ruleta. La enorme plataforma Scarabeo-9 usada en la búsqueda es la única del mundo que puede perforar en aguas cubanas sin incurrir en sanciones por el embargo económico estadounidense, y está bajo contrato para entre uno y cuatro pozos exploratorios más antes de seguir viaje a Brasil.

“Si no se halla petróleo ahora, creo que pasarán otros cinco a diez años antes de que alguien más venga a perforar nuevamente”, afirmó Jorge Piñón, ex presidente de Amoco Oil Latin America y experto en las perspectivas energéticas cubanas. “No es porque no haya petróleo, sino porque las tribulaciones que hay que sobrellevar para perforar en Cuba no valen la pena cuando hay opciones mejores y más fáciles en lugares como Angola, Brasil y el Golfo de México estadounidense”.

Una demora sería catastrófica para Cuba, donde el octogenario presidente Raúl Castro trata desesperadamente de sacar a flote la economía por medio de limitadas reformas de libre mercado, y se ha visto forzado a cortar muchos de los subsidios a los que los cubanos se habían acostumbrado a cambio de salarios de apenas 20 dólares mensuales.

También podría dejar al gobierno comunista más dependiente de Venezuela, cuyo presidente Hugo Chávez padece de cáncer. Chávez suministra a Cuba petróleo fuertemente subvencionado por valor de 3,000 millones de dólares por año, en un acuerdo que podría evaporarse si muere o si no es reelegido en octubre.

Un hallazgo de petróleo, por otra parte, podría mejorar potencialmente las ásperas relaciones con Estados Unidos, sugieren algunos analistas.