Niega Vaticano que cardenal esté implicado en robo de documentos

El portavoz Federico Lombardi desmintió igualmente la participación de una mujer.
Niega Vaticano que cardenal esté implicado en robo de documentos
Paolo Gabriele (i) junto a su Santidad Benedicto XVI.
Foto: EFE

Ciudad del Vaticano (EFE).- Ningún cardenal y ninguna mujer son investigados por la filtración de documentos reservados del Vaticano, aseguró hoy su portavoz, Federico Lombardi.

Asimismo agregó que el mayordomo de Benedicto XVI, Paolo Gabriele, detenido y acusado del robo de documentos reservados, está dispuesto a colaborar con la justicia vaticana.

“Ningún cardenal italiano o extranjero está siendo investigado, así como ninguna mujer. Lo desmiento de manera tajante”, afirmó Lombardi a los periodistas acreditados en el Vaticano.

Explicó que el hecho de que la comisión cardenalicia creada por el papa Benedicto XVI para investigar la filtración de documentos reservados pregunte a diferentes personas, entre ellas purpurados, “no significa que sean sospechosos”.

Lombardi dijo también que el papa está al corriente de todo y que está sereno.

Sobre la situación de Gabriele, Lombardi señaló que el mayordomo del pontífice fue detenido a últimas horas de la tarde del pasado miércoles y que sigue en estado de arresto.

Ayer acudió a misa y hoy ha sido visitado de nuevo por su abogado, Carlo Fusco, quien entregó un comunicado a Lombardi, que lo facilitó a la prensa, en el que cuenta la decisión del mayordomo de colaborar con la justicia.

“Paolo Gabriele ha declarado al juez que ofrecerá la más amplia colaboración y que ello se producirá una vez que yo y la otra abogada defensora, Cristina Arru, hayamos estudiado bien el caso”, escribió Carlo Fusco en el comunicado distribuido por Lombardi.

En esa nota, Fusco aseguró que Gabriele, de 46 años, “responderá a todas las preguntas y colaborará con los investigadores para que se sepa la verdad”.

Fusco expresó su “estupor” ante las informaciones aparecidas en la prensa respecto a que en la casa del mayordomo, que vive en el Vaticano, la Gendarmería Vaticana confiscó “cajas de documentos en cantidades impresionantes y aparatos para fotografiar o reproducir cartas.

Según Fusco, algunos periodistas afirman conocer esos elementos del proceso, “cuando éste está cubierto por el secreto del sumario y todavía ni lo sabemos nosotros”.

También aseguró que la esposa de Gabriele sigue viviendo en el Vaticano y que confía en la magistratura.

Según Fusco, el mayordomo está sereno y tranquilo y contó que él le defiende por la amistad y gran estima nacida desde que eran niños.