Garantizan seguridad para comicios

MÉXICO, D.F. – Capacitadores del Instituto Federal Electoral (IFE) debieron rodear caminos controlados por retenes ilegales del crimen para llegar a algunas poblaciones, se enfrentaron a pandillas o fueron golpeados en su objetivo delograr entrenar a algunos ciudadanos que estarán en las 143,190 casillas para las elecciones del 1 de julio.

“Ninguno murió o tuvo un incidente mayor”, suspira con alivio Leonardo Valdés Zurita, consejero presidente del organismo electoral en reunión con corresponsales extranjeros que reconoce que estuvieron en alerta.

“Estabamos preocupados”, señala.

El 20% de las 12,000 regiones que el IFE denominó como de “atención especial” para la capacitación electoral estaban relacionadas con la inseguridad; es decir, 2,400 sitios, aunque en muchos casos se trataba de delincuencia común como pandillas que pedían dinero al personal electoral, robaban sus mochilas y hasta dieron una que otra tunda, pero “nada más”.

“Si el interés del crimen organizado es por el control territorial no les es atractivo influir en un diputado o un senador y menos por el presidente de la República”, dijo Valdés.

El consejero no mencionó a los presidentes municipales ni a gobernadores, pero también se elegirán seis mandatarios estatales y el jefe de Gobierno del Distrito Federal entre los 2,127 cargos en disputa que incluye los 579 legisladores y las 876 alcaldías.

A pesar de los contratiempos, el IFE informó que el 99.87% -más de un millón de los ciudadanos sorteados para ser funcionarios de casilla- aceptaron el reto de llevar a a cabo la más grande elección en la historia de México por su número de registros en la lista nominal que ronda los 79.4 millones de personas.

Hasta ahora no existe un protocolo sobre el actuar de los funcionarios de casilla en caso de hipotéticos ataques o situaciones de riesgo en la jornada electoral salvo la advertencia que no pongan en riesgo su integridad física y reportar de inmediato el incidente, “la mejor garantía es que son ciudadanos de los lugares que saben cuales son los riesgos en su comunidad”.