Tim Bradley ‘suda’ optimismo

La clave es evitar que su rival Manny Pacquiao dicte el ritmo del combate, asegura

Tim Bradley   ‘suda’ optimismo
Timothy Bradley (derecha), junto a su padre Ray Bradley, en sus entrenamientos.
Foto: Chris Farina / Top Rank

LOS ÁNGELES – Tim Bradley mira de cerca una vieja historia. Se cruzan la pelea más importante con la más peligrosa. Él lo sabe. Lo tiene asumido y por eso no deja cabos sueltos de cara a lo que puede ser su choque crucial ante Manny Pacquiao el 9 de junio en Las Vegas.

“Hemos realizado un campamento muy impresionante…cuidando todos los detalles”, dice Bradley, un sólido peleador de 140 libras, campeón de los superligeros versión OMB, que se sube al ensogado del MGM Grand Arena para desafiar a un peleador que se ha hecho leyenda en una década de grandes shows en Las Vegas.

¿Es esta la pelea más importante de su carrera?

“Por supuesto… por el rival y porque me da la opción de ganar un título mundial en los welters”.

¿Qué siente al ser un boxeador invicto y no ser el favorito?

“No me importa eso. Yo no pienso que voy a perder… porque nunca he perdido. Y aunque respeto lo que es Pacquiao me he preparado para vencerlo”.

Cierto o no, lo real es que Pacquiao, quien arriesga su título OMB de las 147 libras y quien se prepara en el vecindario de Hollywod bajo los cuidados de Freddie Roach, a sus 33 años, parece entrar en la recta final de su gran carrera y ahora más que antes muchos sienten que pueden derrotarlo.

Bradley es uno de esos, pero descarta que el último combate del zurdo filipino ante Juan Manuel Márquez, cuando para muchos perdió un combate que los jueces le dieron, hable de decadencia del ocho veces campeón mundial.

Manny Pacquiao se ocupa como congresista en Filipinas y se distrae con muchas cosas. ¿Piensas que enfrenta a un Pacquiao que entra en su declive?

“¡No! En absoluto. Pacquiao es un boxeador joven y creo que viene ganando a grandes rivales, yo me preparo para el mejor Pacquiao”.

Rápido de manos y de movimientos felinos para caminar el cuadrilátero, Bradley, nativo de Palm Springs, sabe que los argumentos sobre el ring para cumplir una gran actuación ante el tagalo dependen de no dejarlo dictar el combate a placer.

“Estudiamos a los rivales… sabemos cómo pelea y qué hace. La clave es no dejarle dictar el combate… meter un ritmo poderoso y tirar muchos golpes, tengo velocidad para moverme y sé cuales son sus fortalezas para no dar ventajas”, dice convencido.

Pacquiao ( 54- 3-2 y 38 KO’s) y Bradley (28-0 y 12 KO’s) son la cabeza de la cartelera de la velada promocionada por Top Rank el 9 de junio en Las Vegas.