El ‘levantacola’: jean con toque latino

Un pantalón diseñado para ayudar (por detrás) a las mujeres que no fueron muy bien dotadas por la naturaleza

Foto de archivo que muestra varias vistas de la popular prenda.
Foto de archivo que muestra varias vistas de la popular prenda.
Foto: Agencia Reforma

Nueva York – Cuando Jennifer López comenzó su carrera al estrellato, su pronunciado derrière se convirtió en conversación obligada entre muchos que parecían no haber notado que unos pompis redondos y abultados son características comunes entre muchas mujeres latinas.

J.Lo se convirtió así en la imagen del trasero voluptuoso, poniendo en aprieto a quienes la naturaleza no premió en ese departamento. Entonces, ¿qué hacer para lograr ese look tan latino?

Para ofrecer una solución sencilla al problema surgió el ‘levantacola’, un jean diseñado para aumentar los glúteos y resaltar la figura. Conocido también como ‘el colombiano’, ya que es producido en ciudades como Medellín y Pereira, Colombia, este jean “milagroso” se ha convertido en una pieza imprescindible en el closet de muchas latinas satisfechas con los resultados que ofrece.

“Es lo que más se vende, por moda y también por la calidad de la tela,” señala Brenda Infante, 22, quien trabaja en Made In Colombia Boutique, cerca de la Avenida Roosevelt, en Jackson Heights.

Esta vibrante avenida de Queens está colmada con tiendas de ropa femenina, donde en muchas de las vitrinas anuncian al ‘levantacola’ o ‘el colombiano’, con estilos que van desde el popular corte skinny hasta el de bota ancha, con lavados claros y oscuros, y con muchos adornos, incluyendo pedrería e hilos de distintos colores.

Moussa Balaghi, manager de la tienda Aishti, también en la Avenida Roosevelt, dice que muchas van específicamente a comprar ese jean.

“Vienen mujeres de todas las edades, desde los 15 hasta los 60 años. Ya nadie viene a comprar pantalones que no sean los colombianos”.

El pantalón se ciñe al cuerpo y recoge la piel de abajo hacia arriba, ‘reubicando’ todo en los pompis, para crear así la ilusión de un trasero más grande. Este tipo de jean tiene además una faja ancha que ayuda a moldear la cintura. Según sus fabricantes, son ideales para el verano ya que la tela tiende a ser más delgada y fresca que la de los jeans regulares.

Aunque la idea del butt-lifter comenzó en Brasil hace una década, Colombia, conocido por sus centros textileros, se ha encargado de perfeccionar el jean. Juan Carlos Giraldo, representante de ventas de Sandlimited USA, compañía que ha trabajado con este jean por cinco años, dice que lo más importante de este pantalón es la horma y la calidad de la tela.

“La mujer se siente bien, es una especie de cirugía de la cintura hacia abajo,” dice Giraldo.

La marca L.O.I., que lleva alrededor de ocho años en el mercado, se enfoca en fabricar el ‘levantacola’ específicamente para las latinas que viven en los Estados Unidos.

“Toda nuestra producción se hace para exportarla al mercado americano,” comenta Luis Fernando Ibañez, representante de la marca.

Pero esa figura curvilínea, que famosas como Jennifer López y ahora Sofía Vergara han puesto de moda, parece tener un efecto más allá del público latino. Según Giraldo, las boutiques americanas han comenzado a comprar los jeans, pero los exigen con un diseño más sencillo y clásico. “La mujer americana quiere llamar la atención igual,” comenta Giraldo.

Ya sea por el efecto que provoca en el derrière o por la calidad del material, el ‘levantacolas’ es definitivamente una opción para aquellas que buscan atraer las miradas….. hacia atrás.