Peloteros cubanos de contrabando

Presuntos involucrados enviaban a los jugadores para las Grandes Ligas

Peloteros cubanos de contrabando
Los peloteros cubanos son considerados como uno de los mejores exponentes del béisbol mundial.
Foto: AP

Santo Domingo – La Policía Nacional y la Procuraduría General desmantelaron “una poderosa organización del crimen organizado transnacional” dedicada a sacar de Cuba en lancha rápida a peloteros bien cotizados, a los que gestionaban contratos millonarios con distintos equipos de Grandes Ligas.

Los detenidos en la operación son los dominicanos Manuel Antonio Azcona, Edgar Robinson Mercedes, Héctor Ferreiras Infante, Pedro Delgado Sánchez y Nilvio Antonio Cruz, así como los cubanos Ernesto Enrique Guidi Vega, Roberto Rodríguez Guerra y Yuniel Ramírez.

Rodríguez Guerra y Ramírez son “peloteros cubanos y contactos claves en la captación de prospectos”, dijo la Policía Nacional al dar a conocer los resultados de la operación dirigida por oficiales adscritos a la Dirección Central de Inteligencia Delictiva (DINTEL).

Sin embargo, Clara Castillo, juez suplente la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, dispuso la libertad “pura y simple” del entrenador Edgar Robinson Mercedes y Pedro Delgado Sánchez.

Castillo dispuso la libertad bajo fianza e impedimento de salida del país para Manuel Antonio Azcona y Nilvio Antonio Cruz, quienes deberán pagar cada uno una prima de 500 mil pesos ($12,800). También ordenó que Ernesto Enrique Guidi Vega y Héctor Evangelista Ferreira se presenten en forma periódica ante la Fiscalía del Distrito hasta que concluyan las investigaciones sobre la supuesta red de trata de personas.

El fiscal adjunto Milciades Guzmán solicitó prisión para todo el grupo, pero la juez argumentó que la puesta en libertad de los imputados no interferirá en las investigaciones del caso.

Según la Fiscalía, Mercedes exigía al pelotero Yoennis Céspedes, de los Atléticos de Oakland, el 22% del contrato que consiguiera en Grandes Ligas.

La Policía asegura que los imputados recibían altas sumas de dólares en comisiones luego de que los equipos de Grandes Ligas contrataban a los jugadores. Se desconoce si las autoridades detendrán y someterán a algún representante de los conjuntos deportivos.

“Al grupo se le ocupó evidencias que comprometen su responsabilidad penal en tráfico de personas, tales como lancha rápida, teléfonos satelitales, GPS entre otros”, dijo la Policía.

Explicó que los arrestos fueron realizados en allanamientos simultáneos realizados en Santo Domingo Este, en la capital, así como en Santiago y Montecristi, en el noroeste.

Los investigadores establecieron que los imputados salían en lanchas rápidas de las costas de Montecristi, las más próximas a la isla de Cuba.